Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

La memoria histórica contemporánea de Baní

0

El municipio de Baní es uno de los más pujantes de la región Sur de República Dominicana. ©Yaniris López/LD

POR YANIRIS LÓPEZ

La colección del comunicador y productor Gustavo Pimentel acumula más de 150,000 horas de historia audiovisual del municipio sureño. Pronto estará disponible para el público.

Santo Domingo

Miles de videos recogen la historia reciente de Baní, municipio cabecera de la provincia Peravia.   Cuando Gustavo Pimentel comenzó a grabar a principios de los 80 para el canal 30, no botaba los casetes VHS, los guardaba todos. ¿Qué sentido tenía grabar para luego borrarlos o botarlos?, se preguntaba el hoy presidente de Banivisión.

Y cuando llegaron los nuevos formatos, la tecnología digital, siguió grabando, documentando la cotidianidad del pueblo: la cruda y la hermosa, los paisajes y el crecimiento urbano, las muertes y los nacimientos, las fiestas y los eventos culturales, la vida de personajes distinguidos y la de desconocidos que se convertían en la noticia del día…

No sabe cuántos tiene. Miles. Cuando el formato tres cuartos pasó de moda, él ya tenía archivados 2,350 videos. Hoy, la colección supera más de 150,000 horas de historia audiovisual. ¿Cómo empezó la colección?, se preguntará la gente.

Pimentel documentó desfiles, hechos noticiosos, discursos políticos, la visita de Fidel Castro, huelgas, eventos deportivos y culturales y desastres naturales… ©Gustavo Pimentel

Oriundo de Baní, Pimentel vivió y estudió Electrónica en Estados Unidos. Se radicó un tiempo en Puerto Rico, donde laboró para la Sony y se especializó en equipos de televisión. Allí sacó de apuros en 1979 al mismísimo Horacio Lamadrid, productor de televisión argentino radicado en República Dominicana que viajó hasta Puerto Rico para reparar una máquina de grabación y reproducción de videos de formato tres cuartos.

“Llegó un sábado a las 10:00 de la mañana y nosotros cerrábamos los sábados a las 12:00 del mediodía. Él tenía mucha prisa porque tenía que hacerle una grabación a (Joaquín) Balaguer. Le dijeron que era muy tarde. Alguien le dijo que había un dominicano a quien se la podía llevar. Cogí la máquina y en menos de 40 minutos estaba lista”, relata Pimentel a LISTÍN DIARIO.

Lamadrid, considerado un pionero de la televisión dominicana, le propuso que viajara de vez en cuando a Santo Domingo (él le pagaba el pasaje) para que les diera mantenimiento a sus equipos. Y así comenzó Pimentel a ofrecer sus servicios al Canal 9 y más tarde a otros canales. Se mudó a la capital y puso un taller. Colaboró para Yaqui Núñez del Risco, para Freddy Beras Goico y para José Semorile (Canal 13), entre otros, hasta que decidió radicarse en su pueblo natal para estar más cerca de la familia. “Semorile tenía otro canal que estaba apagado, el 30. Le pregunté si me dejaba abrirlo en Baní y me dijo que no había problemas”.

¿Y las grabaciones?

Ya sabía hacerlas. Pimentel aprendió a filmar mirando los trabajos y los pedidos que Yaqui hacía a sus camarógrafos.  “Aunque no me competía porque yo era técnico, Yaqui me exigía que estuviera en las reuniones con los camarógrafos; me gustaba cómo pedía que le hicieran las grabaciones y lo cogía para mí. Viajé a Estados Unidos y compré una cámara”.

35 AÑOS DE HISTORIA
Pimentel comenta que a partir de 1982 ha documentado todo lo que sucede en Baní y en su cercanía. Las imágenes van desde los lugareños disfrutando de la playa Salinas en Semana Santa hasta una protesta de maestros dentro de la Catedral Nuestra Señora de Regla o un homenaje a don Héctor Colombino Perelló. Desfiles, discursos políticos, la visita de Fidel Castro, huelgas, eventos deportivos y culturales, desastres naturales…

“No borraba nada, porque si borraba no valía la pena el trabajo. Guardaba y guardaba. Luego pasaron de moda los VHS y llegaron los súper VHS, las videocámaras pequeñas, las DVD, las mini DV, las Hi8. Y todavía hoy seguimos grabando”, dice el comunicador y productor. PASIÓN Y VALOR Sobre la importancia de registrar la historia del municipio, Pimentel señala que se trata de un asunto cultural y también de valentía.

Apunta, por ejemplo, que para el momento en que el tema de las drogas se puso “muy duro” en Baní, él se arriesgaba y salía a grabar.

Pimentel es también pionero en la instalación del servicio de cable en Baní (1984), uno de los primeros municipios del país en disponer de esta tecnología.

El trabajo de Gustavo Pimentel resume 35 años de grabaciones en el municipio de Baní y sus alrededores. ©Jorge Cruz y Gustavo P.

DISPONIBILIDAD
¿Qué futuro le aguarda a la colección audiovisual de Pimentel?

El Centro Cultural Perelló le propuso que las fílmicas pasaran a formar parte del “Fondo Memoria Audiovisual del Baní Contemporáneo 1983-2015”, y ser depositado en la mediateca Héctor Colombino Perelló de la institución.

Actualmente se trabaja en la catalogación, descripción, ordenamiento y transferencia de los archivos de los formatos tradicionales a formatos digitales.

El objetivo, según consta en la propuesta del proyecto, es “dotar un laboratorio con equipos de tecnología sofisticada que permitirá transferir los archivos en formatos tradicionales de DVD, VHS y otros, a archivos digitales editables y transferibles, vinculando su practicidad con un plan de trabajo de tratamiento documental que provee herramientas de consulta con un cuadro de clasificación, ordenación, descripción y sistematización del fondo, para ser dispuesto y aprovechado por historiadores, investigadores, estudiantes y estudiosos de la historia de Baní y de los pueblos”. La idea, agrega Pimentel, es que cuando se instale el fondo, cuando esté listo, estas imágenes puedan estar disponibles para el público, para todo el que quiera ver la historia reciente de Baní”.

El proyecto del Centro Cultural Perelló resalta que el Fondo Memoria Audiovisual del Baní Contemporáneo es “el único fondo documental en formato de audiovisuales que (…) constituye una memoria particular de una ciudad de República Dominicana”. ©Gustavo Pimentel

DE INTERÉS.
¿Cuánto ha cambiado la forma de documentar con videograbaciones desde los 80 hasta nuestros días?

“Antes se hacía casi de forma rutinaria. Había que trabajar con lo que había, y no había computadoras. Ahora no. Por eso le agradezco mucho a Yaqui, porque él estaba adelantado a las cosas, adelantado al tiempo. Ahora todo es más fácil, pero debe estar presente la profesionalidad. A veces profiero ir a grabar yo, y no mandar a nadie”, expresa Pimentel.

Publicado en: Listín Diario, 07 de julio de 2017

Share.

About Author

Leave A Reply