Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Doctor Tomás E. Pérez Rancier

0

Se trasladó a la ciudad de Montreal en Canadá, a estudiar Medicina en la famosa Universidad de McGill. (Fuente Externa)

HISTORIA DE LA MEDICINA / POR HERBERT STERN

Reconocido como uno de los más importantes obstetras de la ciudad de Santiago de los Caballeros. Este distinguido profesional nació en la ciudad de Santiago en julio del 1891. Sus primeros estudios los realizó en el Instituto de las Hermanas Smester, y luego en la Escuela de Bachilleres de su ciudad natal, en donde recibió en el 1910 su título de Bachiller en Ciencias y Letras.

Se trasladó a la ciudad de Montreal en Canadá, en donde ingresó a estudiar Medicina en la famosa Universidad de McGill. Se graduó de doctor en Medicina en febrero del 1917, constituyéndose en el primer dominicano en graduarse de esa prestigiosa universidad, de fama mundial. Su título fue “Doctoris Medicinae et Chirugise Magistri”.

Dada la situación mundial, con la primera guerra mundial, ingresó al Ejército Canadiense, con el grado de teniente médico. Fue destinado a Normandía, Francia, en donde estuvo en el Hospital de Campaña #2, en Le Treport. Por su desempeño, fue ascendido a capitán del Real Cuerpo Médico del Ejército Canadiense. Y en el 1918, al finalizar la guerra se dirigió a la ciudad de Nueva York en donde realizó estudios de Obstetricia en el 1919. Estudió en el Post Graduate Medical Hospital de esa ciudad norteamericana. A su regreso al país en el 1920, obtuvo su exequátur e instaló su consultorio en la calle España #44, en Santiago. Ejerció la medicina por más de cincuenta años.

Fue presidente del ayuntamiento de Santiago en el periodo 1930 al 1932, y luego médico sanitario de la provincia de Santiago en el periodo 1934 al 1936.

En el 1936 fue designado secretario de Estado de Sanidad y Beneficencia, cargo que ejerció por dos años.

Según el Dr. Antonio Zaglul: “ejerció con verdadero apostolado, durante más de 50 años, su profesión de médico. Para su pueblo natal, para los niños y niñas que trajo al mundo y que hoy son abuelos y abuelas, nunca fue el Dr. Pérez; simplemente: don Tomasito, el médico bondadoso con cara de patriarca, de costumbres puritanas y con un gran sentido de lo humano.

Disfruté de su amistad cuando aún ejercía la profesión y me sentía muy orgulloso de verlo en primera fila en la mayoría de las charlas y conferencias que di en Santiago de los Caballeros.

Finalizadas estas, conversaba con él sobre diferentes temas.

Era un ameno conversador y persona sumamente agradable en el trato íntimo.”
Como partero laboraba en la clínica del Dr. Reynoso, y luego en una clínica que instaló junto al Dr. Fernando Pizano, en donde eran el mayor referente de la obstetricia cibaeña.

En el 1950 fue designado director de la Maternidad del Hospital Estrella
Ureña, cargo que ejerció hasta el 1961.

En ese año de tantas transformaciones en la sociedad dominicana, fue diputado al congreso y gobernador civil de la provincia de Santiago.

Junto a él se formaron una gran cantidad de profesionales de la ciudad de Santiago que encontraban en el Dr. Pérez Rancier a un maestro dispuesto siempre a compartir sus conocimientos. Y según la descripción del Dr. Zaglul: “Alto, de modales suaves, de porte marcial, recuerdo de sus años en que fue oficial del ejército canadiense durante la Primera Guerra Mundial. Don Tomasito, por su profesión y especialidad, se encargó de traer al mundo una gran parte de la población de Santiago de los Caballeros durante sus largos años de ejercicio profesional”.

Falleció en septiembre del 1974, tras una larga vida, matizada por su dedicación, honestidad y conocimientos. En julio del 1990, el Gobierno dominicano dedicó una serie postal al centenario del Dr. Tomás Pérez Rancier.

Publicado en: EL CARIBE / 11 DE MARZO DE 2017

Share.

About Author

Leave A Reply