Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

El Colegio Parroquial San Felipe Apóstol

0

 

POR NOTICIASPOP

El Colegio Parroquial San Felipe Apóstol surge en Puerto Plata como fruto de los esfuerzos Misioneros de los Padres Claretianos para satisfacer la necesidad de este pueblo de cultivarse más y mejor. Nace como “Escuela Parroquial San Felipe “el 15 de Septiembre de 1961 ideada, implementada y dirigida en sus inicios por el Padre Ernesto Goyeneche, Párroco de esta ciudad, quien Claretiano al fin, sentía un gran amor por la educación y abría aulas adonde quiera que iba.

La Escuela se encontraba situada en el centro del lugar en que hoy estamos, Calle Antera Mota, entre José del Carmen Ariza y Separación; pero sólo era una pequeña casa de madera. En ella se ofrecían los cursos 1ro. y 2do. de la educación primaria y las clases eran impartidas por las Maestras Julia Clark y María Sara Sánchez. Al año siguiente fue ampliada y se aumentaron los cursos hasta el 5to del nivel señalado. En la Casa de Madera funcionaban tres de esos cursos y en la Casa Curial, localizada en la Calle José del Carmen Ariza #38 los otros dos. Todos se comunicaban por el patio. En ese entonces la escuela estaba al mando de las Hermanas del Perpetuo Socorro y su directora era Sor María de la Paz, gran educadora y mujer muy entusiasta.

Para el 1964 se inició la Primera Etapa del edificio en que hoy nos encontramos, lo que ocurrió con el Padre Ernesto Goyeneche de Párroco.

Pasado un tiempo, estando el Padre Juan Ochoa al mando de la Iglesia, se construyó la 2da. Etapa y comenzó a llamársele “Colegio Parroquial San Felipe Apóstol”. En esa época no había más de 30 ó 50 estudiantes, pero se abrieron nuevos cursos hasta llegar a 8vo. Y la matrícula aumentó entonces a 150.

Ya para 1966 se encontraban trabajando en el Colegio las Hermanas Salesianas, cuya Directora se llamaba Tomasina Sánchez.

Al Transcurrir los años, el trabajo de la Parroquia se hace más fuerte y el del Colegio también; lo que lleva al Padre Francisco Martínez, Misionero Claretiano muy capaz y de mucha visión, Párroco de San Felipe en el año 1970, a pensar en llamar a las Profesoras Altagracia Heinsen de Hurtado, Elvia Miller de Puig, Socorro Castellanos de Joubert, Lucrecia Reyes, Jeannette Morales y Ana Kunhardt de Guillén para que se hicieran cargo de la administración del Colegio, a sabiendas de que era un grupo de Maestras reconocidas en Puerto Plata y con la solvencia moral y económica necesarias para integrarlas al mismo, las cuales no se encontraban a gusto donde estaban por la situación huelgaria existente entonces en el sector público que imposibilitaba rendir una labor con la calidad que ellas deseaban y estaban acostumbradas a ofrecer. Ellas, junto a Florencio Martínez, uno de los profesores que laboraban ya en el San Felipe, formaron la Junta Pro Educación Integral que comenzó entonces a dirigirlo bajo contrato acordado y suscrito con la Iglesia a entera satisfacción de ambas partes. En la constitución de esta junta también realizó un trabajo de asesoría muy importante el Sr. Hugo González López, persona apreciadísima en la comunidad.

Por acuerdo de la Iglesia y de la Junta todos los Profesores que desearon seguir en el Colegio con la nueva administración, pudieron hacerlo. Y muchos se quedaron. Del personal de apoyo también se quedó Juana Oviedo.

En el 1972 ya el Colegio resultaba pequeño para albergar a los estudiantes que tenía. Y se recordó que el gobierno de entonces había manifestado, por intermedio de la Profesora Altagracia Heinsen de Hurtado, la intención de construir una Escuela donde siguieran realizando su trabajo como manera de compensar el tiempo dejado perdido por ella y el grupo que la acompañó a la Iglesia, Maestras todas de muchos años de labor, algunas de hasta 20, en el servicio del Sector Público.

Se aceptó entonces lo ofrecido, sugiriendo que se hiciera dicha construcción dentro de los terrenos del ya existente Colegio San Felipe, con el fin de que lo ofrecido pasara a ser propiedad de la Iglesia Católica, que había acogido con tanto amor a todo el grupo. Esto fue logrado, realizándose así, felizmente, la 3ra Etapa de la construcción del Colegio que consistió en completar la 1ra. Y la 2da. anteriores, así como edificar la 3ra. Planta completa. Con esta ampliación del Colegio se llegó hasta 3ro. de Bachillerato; y luego a 4to., con casi todos sus estudiantes becados.

En el año 1976 la Honorable Secretaría de Estado de Educación Bellas Artes y Cultos otorgó al Colegio su Reconocimiento y Facultad mediante Ordenanza #7’75 y Resolución #1504’76 por llenar el Colegio, ya entonces, los requisitos exigidos por dicha Secretaría.

Ya Habían ingresado algunos Profesores nuevos como Andreína Valerio, Elvia Santos, Elisa R. de Costa, Arelis V. de Camacho como secretaria, Oscar Picardo como Maestro de Deportes.

Al verse el aumento tan grande de solicitudes de inscripción los miembros de la Junta se vieron forzados a ofrecer dos tandas escolares, Mañana y Tarde; pero pasado un tiempo decidieron abolir este proyecto por el trabajo tan fuerte que tenían los Profesores y porque realmente los frutos de la tarde no presentaban la misma calidad que los de la Mañana. Se prefirió una sola tanda con un trabajo más acabado por la oportunidad de realizar actividades de apoyo académico y cultural por las tardes.

En el año 1980, por la idea de Socorro Castellanos de Joubert y la colaboración del Profesor de Deportes Oscar Pichardo, se realiza la Primera Semana Deportiva en Puerto Plata, actividad que ha sido muy exitosa siempre que se ha celebrado.

Es precisamente esa Profesora la que para el año 1983 sustituye en la dirección del plantel y en la presidencia de la Junta a la también querida respetada y capaz Doña Elvia Miller de Puig.

Para el 1997, con Doña Socorro a la Cabeza, ya cuenta el Colegio con un cuerpo muy numeroso y calificado de Profesores egresados de importantes universidades del país, que cierran filas al lado de la Junta para lograr entre todos la calidad de la labor que se ofrece a través de esta institución educativa de la Iglesia Católica, el Colegio Parroquial San Felipe Apóstol, que goza de gran prestigio.

Constantemente la Junta cumple con dar conveniente mantenimiento a todo el local, así como va también tratando de mejorar instalaciones y servicios. De ahí que en el año 1995 construyera su Centro de Cómputos y lo equipara con modernas computadoras en funcionamiento, al servicio de los estudiantes desde 5to Curso de la Educación Básica hasta el 4to Curso de la Educación Media.

Cada año el Colegio celebra la investidura de sus Graduandos de turno en bello y muy solemne acto, siendo ya muchos los egresados de sus aulas quienes tras realizar estudios superiores en diversas Universidades Nacionales y extranjeras están rindiendo un servicio de mucha calidad en las distintas profesiones existentes.

En el año 2003 la Secretaría de Educación llevó a cabo la categorización de los Colegios del País (Más de 2000) resultando el Colegio San Felipe con categoría de EXCELENTE al obtener 850 puntos, ocupando la posición #21 entre todos y la #1 en la Provincia de Puerto Plata.

Así ha venido desarrollándose el Colegio Parroquial San Felipe Apóstol y sirviendo a la comunidad, al país y al mundo, con responsabilidad y amor tratando de hacer que se siga realizando en cuantos pasan por sus aulas el principio que ha constituido desde siempre su lema “ESTUDIANTE CONSCIENTE, CIUDADANO EJEMPLAR”, mientras la Institución, como tal, sigue persiguiendo el diario propósito de rendir cada vez el mejor servicio, aquél que se ofrece con responsabilidad, con eficacia y con amor.

Share.

About Author

Leave A Reply