Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Historia y origen de la ciudad de San Felipe de Puerto Plata

0

POR NOTICIASPOP

San Felipe de Puerto Plata es el municipio cabecera de la Provincia Puerto Plata. Ubicada entre la montaña Isabel de Torres y el Océano Atlántico. Considerada una de las ciudades más hermosas de nuestro país, descubierta por el Almirante Cristóbal Colón en su segundo viaje.

Parte de su vida ha sido la comunicación con el mar, bañando éste, en su mayor parte al municipio y por el otro lado las montañas cercanas y lejanas, en las que se puede apreciar un verdor perenne, que hace que la ciudad haya vivido siempre en eterna primavera, destacándose en su compañía de belleza y majestuosa esbeltez de las palmas reales. Se le considera como una ciudad pintoresca, romántica, cultural, turística e histórica.

Es una ciudad encantadora, de calles estrechas y paisaje marino; dotada de buenas vías de comunicaciones, hoteles de primera tanto en el centro de la ciudad como en sus distintos complejos hoteleros; tiene un Aeropuerto Internacional General Gregorio Luperón, un teleférico, un puerto de mucha actividad.

Posee centros comerciales, culturales y deportivos, discotecas, heladerías, restaurantes, áreas de recreación, supermercados, cines, iglesias, bancos, industrias, Zona Franca, barrios residenciales y oficinas tanto públicas como privadas.

En la ciudad se concentra aproximadamente la mitad de la población de la provincia y además es el centro de la actividad gubernamental y económica, con una función diversificada entre el sector estatal, industrial, turístico, comercial, agropecuario y de servicios.
Su clima es agradable y tropical, sin haber grandes diferencias entre las estaciones. La temperatura más calurosa se registra en los meses de agosto y septiembre con una temperatura de 36º C.

Su infraestructura Hotelera es una de las más grandes del país debido a: su capacidad habitacional, a sus campos de golf, uno de los más grandes de América Latina, a la belleza de sus playas y su clima tropical.

San Felipe de Puerto Plata limitado al Norte, por el Océano Atlántico; al Sur por el Municipio Altamira; al Oeste, por los municipios de Imbert y Luperón y al Este, por el de Sosúa.

Existen algunas diferencias entre los historiadores que han escrito sobre el año en que se fundó Puerto Plata. Don Emilio Rodríguez Demorizi, José Augusto Puig Ortiz, Américo Lugo y Samuel Hazard, dan como bueno y válido, que la cuidad fue fundada en el 1502 por Nicolás de Ovando; así lo recogen en sus principales obras.

Otros historiadores varían la fecha de su fundación: el Doctor Llenas afirma, que fue en el 1503. El Dr. Joaquín Marino Incháustegui, en su historia Dominicana plantea que fue en 1504. El Dr. Manuel Arturo Peña Batlle señala que Puerto Plata fue fundado en 1505.

Los historiadores, Alonso Rodríguez Demorizi y Jacinto Gimbernard, expresan que fue en el año 1496 y el Padre Castellanos dice que en 1506. Las informaciones históricas, sobre la fundación de Puerto Plata son imprecisas.

El Almirante, Don Cristóbal Colón, en su primer viaje, nombró el Monte de Plata, la hoy montaña Isabel de Torres, observó que en su alta cima siempre hay neblinas que la hacen aparecer como plateada y de bajo de su montaña, a la orilla del mar, tomó el puerto del nombre, por lo que se denominó Puerto de Plata. Un siglo y medio después y con el uso, se le suprimió la preposición de, y se llamó simplemente Puerto Plata, como se le conoce hoy.

En el año 1508, por decreto del Rey Fernando de España, de fecha 9 de diciembre, se le otorga a la Villa Puerto Plata su escudo de armas, detallado así: sobre su escudo de plata, una montaña verde que representaba el monte de plata, la cual lleva en la actualidad, el nombre de Isabel de Torres.

En lo alto una F, la que significa la primera letra de Fernando, rey de España. La Y, la que significa la primera letra de Ysabel, reina de España, y por último, en sus faldas un mar de olas azules y blancas.

De la misma manera que el rey otorgaba escudos por privilegios a las nuevas ciudades españolas, lo hizo en las nuevas ciudades de América. La ciudad fue diseñada por los hermanos Cristóbal y Bartolomé Colón, en el 1496 y fundada en el año 1502 por Frey Nicolás de Ovando.

En su primera etapa de Colonia Española fue considerada el principal puerto marítimo y comercial de la isla. En 1605 fue despoblada y destruida por orden de Fernando III, para evitar el avance de la piratería Inglesa y Holandesa que tomaban como base la parte norte del Atlántico.

Cien años después, en 1705, se repobló nuevamente con nuevos habitantes procedentes de las islas Canarias que eran en su mayoría agricultores. De 1822 a 1844 la ciudad estuvo bajo dominio Haitiano. De 1844 en adelante empieza el periodo republicano y la ciudad recobra su auge comercial y marítimo.

La ciudad creció bajo la influencia de la inmigración Europea, quienes aportaron su cuota social y cultural; lo que se reflejó en sus habitantes; quienes poseían una cultura que le distinguía de las demás ciudades del país.

En 1863, durante el periodo de la Guerra Restauradora, la ciudad fue incendiada totalmente, iniciando a partir de 1865, la construcción de la actual ciudad de Puerto Plata. Bajo la influencia de la arquitectura Victoriana considerada la más avanzada de su época, la ciudad de Puerto Plata se convierte a mediado del siglo XVIII en una ciudad de gran importancia por su desarrollo económico, marítimo, social y cultural.

La ciudad de Puerto Plata se caracteriza por su arquitectura en la que predomina un estilo llamado Victoriano, donde convergen varios estilos arquitectónicos, dándole un carácter variado al proceso de desarrollo urbanístico.

Dentro de esta variedad está el estilo antiguo relacionado con la época colonial, del cual queda como ejemplo la Fortaleza San Felipe. Otro es el estilo tradicional, originado cuando la ciudad fue fundada por inmigrantes canarios, y del que se heredan los balcones, y como ejemplo vivo está el puente de la Guinea, del año 1879.

Luego se desarrolló el modelo Victoriano, a raíz de las inmigraciones inglesas, alemanas, italianas, francesas y otros países europeos, la cual empezó después de la Guerra Restauradora y tuvo su apogeo a finales del siglo XIX e inicios del XX.

Este estilo fue utilizado en viviendas y en edificios destinados a actividades sociales. Este tipo de construcción le da una imagen propia a la provincia.

Finalmente, se desarrolla en Puerto Plata una arquitectura moderna, a raíz de la ocupación Estadounidense (1916 y 1924) y continuada bajo la era de Trujillo, basada en construcciones de bloques y cemento. En la actualidad con el auge turístico se ha desarrollado una arquitectura nueva basada en los ambientes.

Principales riquezas culturales de la ciudad de Puerto Plata

Según Ángel Lockward, la cultura, en la provincia de Puerto Plata fue, más que en cualquier otro lugar del país, un estilo de vida.

Eduardo Brito, que sin saber leer y escribir, era capaz de cantar Rigoletto y de hacerlo excepcionalmente bien. El ambiente de libertad, de circulación de personas con opiniones distintas, de trovadores, poetas, pintores, comerciantes y aventureros quienes fijaron aquí su residencia, hizo que este pueblo fuera realmente encantado.

Entre los escritores e historiadores tenemos: Virginia Elena Ortea, Rafael A. Brugal Paiewonsky, Emilio Prudhomme, Alonso Rodríguez Demorizi, José Ramón López, Emilio Rodríguez Demorizi, José Augusto Puig Ortiz, Franklin Álvarez Eve, José Castellanos, Juan Ventura, Carlos Manuel Finke, Juan Isidro Ortea, Rufino Martínez, Sebastián Rodríguez Lora, Carlos Acevedo, entre otros.

Los reportes sobre la celebración del carnaval en la ciudad de Puerto Plata, datan desde finales del siglo XIX, y se enriqueció su festividad con la llegada de inmigrantes cubanos a principios del siglo XX.

El personaje central es el diablo cojuelo, que en Puerto Plata se convierte en Taimáscaro, que produce deidades Taínas en sus máscaras, con un hermoso traje donde se simbolizan elementos de la cultura española y las esencias africanas, en cintas multicolores en sus brazos, y todo eso se complementa con los caracoles del océano Atlántico, como elementos natural de identidad del pueblo Puertoplateño.

Estas festividades se celebran durante todo el mes de febrero y marzo, en la avenida del Malecón y las calles de la ciudad, en donde, niños y adultos se divierten y disfrutan de los desfiles de disfraces, la música, los bailes populares y las diferentes manifestaciones del arte y la cultura representada en el carnaval que refleja nuestra identidad cultural.

Cada año los organizadores del carnaval, eligen el Rey Momo, que representa la persona de la ciudad que más ha luchado por mantener sus tradiciones.

Economía de la ciudad de Puerto Plata

El Municipio de San Felipe de Puerto se sustenta en las actividades agropecuarias, industriales y turísticas construyéndose en las primeras fuentes de ingreso en los momentos actuales, a través de los cuales el municipio aporta cifras significativas en el crecimiento económico y social de todo el país.

Otras formas de ingreso y desarrollo económico, que sirven para sustentar a algunos segmentos de su población, se apoyan en la dinámica de la actividad portuaria, la artesanía, la pesca y un sin número de tiendas de tejidos y calzados. Particularmente, el puerto tiene un gran impacto en la economía provincial y nacional.

Además de su muelle antiguo, posee un espigón para manejo de buques de carga general o granel y de pasajeros; a través de él se exportan una gran variedad de mercancías, que van desde productos del agro hasta productos manufacturados, en las zonas francas de la región. Posee áreas para cargar y descargar, incluyendo dos remolcadores. El muelle nuevo recibe una gran cantidad de buques de todo tipo y tamaño, en el que se realiza gran parte de las operaciones comerciales.

Share.

About Author

Leave A Reply