Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Dulce de leche, patrimonio de todos

0

Es difícil establecer el verdadero origen del dulce de leche, pues muchos países se atribuyen su invención.

Sin embargo, Argentina, fue el país en elaborar este postre de forma industrial, gracias a la fábrica La Martona, de Vicente Casares. A partir de ese momento, en el año 1902, el dulce de leche comenzó a comercializarse.

El dulce de leche es uno de los postres más solicitados en los restaurantes argentinos. Este postre lleva el sello de “Patrimonio Cultural, Alimentario y Gastronómico Argentino” junto con el vino tinto Malbec, la yerba mate, la empanada y el asado.

Este postre, de fácil preparación, es una salsa de jarabe espeso y de sabor muy similar al caramelo.

La diferencia con él es que, mientras el caramelo se elabora calentando el azúcar, el dulce de leche se prepara calentando leche condensada endulzada.

En contra de la idea previa de mucha gente, el dulce de leche es un postre que no empalaga, gracias al sabor lácteo y aromático que lo caracteriza.

Variantes. Su elaboración y consumo no se limita únicamente a Argentina. Puede encontrarse en diferentes países bajo distintos nombres: “doce de leite” (Brasil); manjar blanco (Chile, Perú y Bolivia); arequipe (Colombia, Venezuela); “confiture de lait” (Francia); “milk jam”, “milk sweet” o “caramel spread” (en los países de habla inglesa); cajeta (México); “caramel” (Sudáfrica); fanguito (Cuba) “rabadi” (India), por poner algunos ejemplos.

En República Dominicana el dulce de leche es diferente. Aunque los ingredientes son casi los mismos, la preparación, sabor y presentación es distinta, básicamente porque se hace con la leche cortada de forma natural o forzosa (con limón).

La guerra por el dulce de leche.

El Gobierno de Argentina declaró el dulce de leche “patrimonio cultural alimentario y gastronómico argentino” y eso reavivó la polémica con su histórico rival, Uruguay. Pero como si fuera poco, Chile y Francia también se sumaron a la pelea.

Versión más conocida sobre el origen del dulce de leche.

En Argentina existe un relato popular y legendario que fecha su invención hacia el año 1829 en instancias en que estaban por reunirse para firmar un pacto de paz Juan Manuel de Rosas y su enemigo político Juan Lavalle en la estancia del primero en Cañuelas, a las afueras de Buenos Aires.

Lavalle fue el primero en llegar y, fatigado, se recostó sobre el catre de Rosas, quedando dormido. La criada de Rosas, mientras hervía leche con azúcar para acompañar el mate de la tarde, se encontró con Lavalle durmiendo sobre el catre de su patrón. Ella lo consideró una insolencia y fue a dar aviso a los guardias. Poco tiempo más tarde arribó Rosas, quien no se enfadó con Lavalle y pidió a la criada el mate con leche.

En ese momento ella recordó que había abandonado la leche con azúcar al fuego. Al regresar a buscar la lechada, se encontró con una sustancia espesa y amarronada. Su sabor agradó a Rosas y se cuenta que compartió el dulce con Lavalle mientras discutían los puntos del pacto, dando así un origen accidental al dulce de leche. A partir de ese momento, el famoso dulce de leche pasó a ser un infaltable en Argentina.

Recetas

Dulce de leche argentino

3 litros de leche
2 cucharadas de esencia de vainilla
1/2 cucharada de bicarbonato de sodio
3 tazas (casi 1 kilo) de azúcar
Preparación. Encender la estufa a fuego lento. Colocar la leche en una cacerola, luego el azúcar, luego la esencia de vainilla y el bicarbonato en último lugar. Mezclar todo y cuando la leche comience a hervir. Revolver lentamente hasta que esté espeso y se torne de color marrón oscuro. Cuidar de mover la preparación constantemente o de a ratos para que no se pegue.

HOY / 15 DE ABRIL DE 2016 / POR LILY LUCIANO

e-mail: l.luciano@gmail.com

Share.

About Author

Leave A Reply