Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

La casa de Francisco del Rosario Sánchez

0

 

 

POR CARLOS MANUEL RUIZ FERNÁNDEZ

Es preocupante para todo aquel que pase por la calle 19 de marzo entre Padre Billini y Arzobispo Portes, que encuentre una casa cerrada, con una banderita dominicana y una tarja irreconocible en la pared superior. Esa casa fue donde nació un protagonista de la historia dominicana, el 9 de marzo de 1817, hace casi exactamente dos siglos después. Se trata del padre de la patria Francisco del Rosario Sánchez, el sobrino de la activista María Trinidad Sánchez. La residencia de la familia Sánchez del Rosario o del Rosario Sánchez, ahora está en manos de haitianos que trabajan en un improvisado taller de ebanistería. Nos preguntamos ¿cómo un grupo de personas improvisan un taller de ebanistería en la casa donde nació un ilustre personaje de la historia que está próximo a cumplir 200 años de su natalicio el 9 de marzo del casi entrante año 2017, como Francisco del Rosario Sánchez?

La causa de todo eso es que ni el gobierno ni mucho menos el ayuntamiento se aprestan a tomar la iniciativa de remodelar la casa para convertirla en un museo en el que se exponga a la juventud dominicana y a los turistas el conocimiento de la historia dominicana, en especial del período independentista a través de Francisco del Rosario Sánchez. No pretendemos quitarle el mérito a la casa natal de Juan Pablo Duarte, pero queremos que también el Instituto Duartiano, coopere con el remozamiento de la casa natal de Sánchez, porque él fue quien, en sustitución del Fundador de la República, ayudó e hizo realidad el sueño de tener la patria que hoy disfrutamos, aunque está llena de corrupción moral e intelectual

Otros casos en los que deben llamarle la atención al alcalde David Collado además de la casa natal de Francisco del Rosario Sánchez, son la casa en la que nació el historiador José Gabriel García que a su vez la utilizó el historiador Emiliano Tejera para vivir hasta la hora de su muerte, y el edificio que albergó desde el 1 de agosto de 1889 al Listín Diario, en la misma calle 19 de Marzo esquina Las Mercedes, frente a la Iglesia Evangélica Dominicana, cuyo reloj no funciona y debe ser readecuado. La Alcaldía del Distrito Nacional debe poner ojo al deterioro de tales edificaciones históricas porque el dominicano no debe olvidar sus raíces, ni desdeñar la semilla con la cual fueron sembrados sus frutos.

A la casa de los intelectuales García y Tejera quienes en su honor llevan dos calles de la Zona Colonial, el Ayuntamiento y la Academia Dominicana de la Historia, deberían crear para ese fin en dicho lugar la Casa del Historiador Dominicano, en el que los estudiantes de primaria y secundaria, y diversas familia conozcan la historia de la nación y los testimonios de quienes vivieron las épocas desde la colonización hasta la actualidad.

A nuestra juventud (tengo 18 años de edad) le recomiendo que no debemos ser perfectos como los taínos, ni como los trinitarios, ni los restauradores. Que seamos nosotros mismos, defensores de la soberanía, recuperando lo que se había perdido.

Publicado en: Diario Libre, Padres de la Patria, 5 de enero de 2017

Share.

About Author

Leave A Reply