Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Una fábrica de anillos llamada Moisés Alou

0
Moisés Alou se coronó campeón nuevamente la noche del martes después que el Escogido venciera en seis partidos al Licey. (Fuente Externa)

Moisés Alou se coronó campeón nuevamente la noche del martes después que el Escogido venciera en seis partidos al Licey. (Fuente Externa)

EL CARIBE / 28 DE ENERO DE 2016 / POR SATOSKY TERRERO GALARZA

El gerente general del Escogido ya tiene siete títulos importantes desde que comenzó en las oficinas de béisbol

A mediados de febrero del año 2015, Moisés Rojas Beltré (Atlanta, 1966) fue nombrado asistente especial del gerente general de los Padres de San Diego. Moisés, que había jugado, exactamente, 17 años en las Grandes Ligas, nunca había tenido relación profesional con esa organización, a pesar de haber paseado su talento como jugador por siete clubes.

Lo que San Diego vio fue a un buen exjugador, con un ojo clínico para el béisbol que ya había dejado sus frutos muchas millas al sur de esa ciudad californiana. Sí, en República Dominicana, el que todos conocen por Moisés Alou, de 49 años, comenzó en 2009 a tejer la que probablemente hoy día es la más exitosa carrera en términos gerencia dentro de la liga invernal.

Moisés, de carácter fuerte y palabra meridiana, tiene un su haber cuatro campeonatos en apenas siete temporadas al frente de la gerencia de los Leones, que durante su égida ha llegado cinco veces a la última instancia del certamen de la Liga Dominicana de Béisbol (Lidom). Si eso no es éxito, está muy cerca de serlo. Su palmarés también exhibe la que debe ser su mejor credencial: gerente general del equipo dominicano que ganó de manera inmaculada el Clásico Mundial de 2013.

Con cuatro anillos de campeón en Lidom (2009-10, 2011-12, 2012-13 y 2015-16) y otros dos en Serie del Caribe (2010 y 2012) ya Alou se puede considerar como el amo y señor de los anillos en el béisbol profesional de República Dominicana. Hijo de Felipe Alou, un legendario exjardinero de los Gigantes de San Francisco. Moisés suele a menudo dar el crédito a su equipo de operaciones; y durante la celebración, en la noche del martes, se jactó de algo que seguramente todos saben. “Voy a perder la humildad, en el Escogido sabemos hacer draft, especialmente en el draft de nativos, y nos ha ido siempre bien”, afirmó en plena celebración del cetro 16 de los Leones. “Hay unos jugadores que hemos buscado, que sabíamos que iban a ser bujía para nuestro equipo. “Conseguimos a Pablo Ozuna vía préstamo y fue una bujía para el equipo, conseguimos a Valdespín (Jordany) y fue una bujía inspiradora, Moisés Sierra fue una bujía, Leury García, Carlos Peguero, Danny Richar, a pesar de que se lastimó”, agregó.

El futuro

Él y su escuadra ahora se enfocarán en conseguir un quinto título para la tropa escarlata en la Serie del Caribe. La más reciente vez que los Leones fueron campeones aquí, también lograron el triunfo en el evento caribeño, que igual se celebró en el viejo parque Quisqueya de Santo Domingo.

Seguro que ya pocos lo recuerdan, pero que una vez concluida la campaña de 2013-14, en la que perdieron la Serie Final ante Licey, Alou había dicho que esa sería su última temporada al frente de la oficina del Escogido. Sin embargo, unos días después su propio padre, Felipe, le pidió públicamente que continuara, una solicitud que, primero, fue aceptada y luego precedida por la descalificación roja en la temporada regular de la siguiente contienda invernal.

Eso, que nunca le había ocurrido, tal vez se convirtió en combustible que aceleró la imponente marcha del tren que conduce Moisés con destino a su fábrica de anillos en las oficinas de los Leones, que a modo de resurrección, fueron de nuevo los “Duros de Matar”.

Share.

About Author

Leave A Reply