Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Mejunjes y resguardos contra la mala suerte: Martes 13, entre la superstición y el comercio

0

ACENTO.COM.DO / 14 DE OCTUBRE DE 2015 / POR KHARLA PIMENTEL

“La gente viene a comprar un día antes del martes 13, porque hay muchos a quienes no les gusta que lo vean en esto y unos hasta vienen ocultos”.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- “La gente mantiene la tradición y desde que entra el mes ya está haciendo todo su menjurje, comienza a buscar las cosas que va a utilizar el 13”, explica Joel Reyes, dueño de una botica en el Mercado Modelo de la Avenida Mella, refiriéndose a lo que puede ocurrir un martes 13.

Dice que esta semana no se compró mucho porque no hay dinero en las calles; empero, asegura que a pesar de eso la gente que realiza rituales de despojo o hechicería acudió a adquirir sus especies.

“Imagínate hoy es martes, es decir que el que tenía unos chelitos los gastó el domingo o lo gastó el lunes. Mientras, el viernes aunque sea se lo quitan al primo, por eso digo que es más movido el viernes 13”, argumenta.

En tanto, Changó junto a su altar de Anaisa, San Miguel y el Santo Niño de Antorcha, asevera que todo el que conoce que los martes 13 ocurren cosas malas preparan su resguardo.

Changó, cuyo nombre de pila es Rodolfo Torres, dice que lleva más de 10 años como curandero tras una visión que le hizo saber que podría ayudar a las personas.

“Los martes 13 se venden muchas cosas raras, la gente hace mucha maldad y tira mucha sucio, y la envidia que nunca falta”.

Expresa que es real la creencia de los malos espíritus, la envidia y todo lo negativo a través de la hechicería que le puede causar a cualquier persona, por otra mala.

Realiza despojos, trabajos de amor entre otros, pero todos dirigidos a hacer el bien, según explica. Sin embargo, se define como un creyente en Dios.

“Hace su efecto porque la gente siempre vuelve. Yo consulto a la gente aquí mismo y hasta ahora todo el mundo viene porque le da buen resultado”, destacó.

Sostiene que cada imagen de su altar hace su parte, además de que solo trabaja con los santos jóvenes porque explica que los niños llevan pureza y no maldad.

El cuarto donde labora es oscuro, de piso de cemento ya sucio y cabezas de muñecos desde la entrada, a una de ellas la siguen las abejas y según él, también lo siguen porque su energía es positiva.

Al salir por el pasillo, hacia la derecha, en el mercado de La Mella también se encuentra Saturnino Antonio Brito.

Saturnino destapa frascos al parecer de medicamentos usados, el olor que expide es fuerte. Dice que allí introducirán mejunjes de todo tipo de raíces, porque como dice Changó ellos son raíces.

Señala que es especialista en perfumes de amor. “Mucha gente viene por ellos y hace su trabajo”.

Al preguntarle los ingredientes del bálsamo, aunque es chocante, describe que uno de los ingredientes que utiliza es el formol.

Asimismo, afirma que la botánica lo soluciona todo y que no está de acuerdo con la hechicería, la cual la describe como mala.

De nuevo, Changó también la describe como mala y afirma que los martes 13 mucha gente “hace cosas malas”. “La gente inventa muchas cosas raras y le caen cosas raras a uno. Todo existe lo que pasa es que no todo el mundo sabe, pero el que sabe lo hace”.

Por lo cual Saturnino secunda a Changó resaltando que si existe hechicería en el país como parte del sincretismo nacional.

Aunque el mercado se encuentra vacío, dicen la venta es constante porque la creencia aún se mantiene todo el año sin la espera de un marte o viernes 13.

__________________

mejunje

  1. nombre masculino

coloquial

Sustancia líquida o pastosa formada por diversos ingredientes y que ofrece un aspecto, sabor u olor extraños o desagradables.

Share.

About Author

Leave A Reply