Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Los hospitales militares dominicanos (II)

0
Hospital Militar Profesor Marión. (El Caribe )

Hospital Militar Profesor Marión. (El Caribe )

EL CARIBE / 10 OCTUBRE 2015 / HISTORIA DE LA MEDICINA / POR HERBERT STERN

El Dr. Ramón de Lara había obtenido fama y reconocimiento en Santiago de los Caballeros y su designación supuso un empuje importante. Durante su gestión se modernizó el centro y se instalaron habitaciones privadas. Este hospital se convirtió en hospital docente gracias a un acuerdo con la Universidad. En el Hospital Militar operaban, además, los doctores Heriberto Valdez y Antonio Elmúdesi y se formaron como cirujanos los doctores Miguel Pardo y Alberto Peguero. En el Hospital Nacional desarrolló una gran labor el doctor Braulio Rafael Alardo, quien compartió su vida profesional entre Francia y República Dominicana.

En agosto del 1937 se inició la publicación de la Revista Médico Militar. Desde el siglo XIX el hospital principal en la ciudad había sido el Hospital Militar, luego pasó a ser también un hospital civil con el nombre de Hospital Nacional y finalmente volvió a ser Hospital Militar de Santo Domingo, situado en la Fortaleza Ozama. La labor del cuerpo médico del Ejército, que en los albores del siglo XX había atendido a numerosos heridos de las guerras de los primeros años y que había aprendido y heredado de los ocupantes norteamericanos la organización de los servicios sanitarios, creció en brillo durante la época de Trujillo, ya que el dictador reclutó a los mejores profesionales del país.

El Dr. Wenceslao Medrano, quien fuera Secretario de Sanidad en 1930, fue reclutado por Trujillo para organizar el Cuerpo Médico del Ejército. Uno de sus primeros directores fue el Dr. Carlos Oliva. En 1937 la estructura estaba conformada de la siguiente manera: el Dr. Wenceslao Medrano, con el rango de Teniente Coronel, Director del Cuerpo Médico; le seguían tres capitanes, un Capitán Director del Hospital Militar de Santo Domingo, un Capitán Inspector del Departamento Norte y Director del hospital Militar de Santiago y, por último, un Capitán Inspector del Departamento Sur. Luego les sucedían los Primeros Tenientes, auxiliares de Dirección, al frente de los Hospitales o Dispensarios Militares de San Pedro de Macorís, El Seibo, Sánchez, San Cristóbal, San Juan de la Maguana, Barahona, Pedernales, La Vega, Santiago, Puerto Plata, San Francisco de Macorís, Monte Cristi y Dajabón.

En 1938 Trujillo envió una comunicación al Cuerpo Médico del Ejército, con una donación de su “propio peculio” de la suma de US$60,000, para que se construyera un Hospital Militar con todas las características de un Hospital Moderno. El Hospital fue diseñado por el Ingeniero Guido D`Alessandro, en su calidad de Jefe del Cuerpo de Ingenieros del Ejército Nacional. Se ideó una estructura de dos plantas, con un total de 192 habitaciones distribuidas en siete salas y dieciocho habitaciones privadas.

Una característica fue utilizar aires acondicionados para las Salas de Cirugía, un avance extraordinario para la época. Su costo se estimó en US$100,000 de entonces. Se construyó durante el 6 de febrero y el 14 de octubre de ese año, cuando se inauguró.

Estuvo en completo funcionamiento en febrero del 1939. Se le puso a este hospital el nombre del profesor francés Georges Marión, reconocido urólogo cercano a Trujillo y su familia, en agradecimiento por los servicios prestados.

La inauguración del Hospital fue un acontecimiento importante en la sanidad dominicana, ya que se equipó con toda la modernidad disponible en la época. Salas de cirugía, equipo de radiología, laboratorio, oftalmología, otorrinolaringología, ortopedia y, desde luego, las unidades de cirugía general y medicina interna.

Fue concebido dentro del Cuerpo Médico del Ejército Nacional como un centro de atención, pero también como un centro de investigación y estudio.

En la Revista Médico Militar se publicaron algunas investigaciones realizadas en el hospital y, en sus laboratorios y farmacias, se produjeron sustancias como la morfina o el cianuro de mercurio endovenoso. ( continuará).

Share.

About Author

Leave A Reply