Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

El Licey ganó la serie regular 1958-59, y amenazó con retiro

0
Nelson Chittum

Nelson Chittum

DIARIO LIBRE / 3 DE OCTUBRE DE 2015 / POR BIENVENIDO ROJAS

La manzana de la discordia: el jardinero boricua Reyes Figueroa

SANTO DOMINGO. Los torneos de béisbol profesional des 1951 a 1958-59 se caracterizaron por ser frentes de guerra en el terreno y las oficinas.

La Montonera y el Conchoprimismo tenían a los jugadores sable en manos. Libraban una guerra de impugnaciones y el campeonato “Era de Trujillo” 1958-59 no escapó a las escaramuzas guerrilleras.

El 1ro. de febrero de 1959, con la serie semifinal 2-1 a favor de los Tigres de Licey, la misma se trasladó al estadio Leonidas Radhamés para celebrar dos encuentros.

En el cuarto partido, las Águilas Cibaeñas ganaron con marcador de 7-1, ante más de 10 mil aficionados.

Los cibaeños para sellar la victoria se apoyaron en el bateo del antesalista Jim Boumer quien disparó jonrón, triple, sencillo y remolcó cuatro carreras.

Tres nuevas vueltas anotaron los norteños en el séptimo y la última anotación la fabricaron en el noveno episodio.

Este triunfo le levantó la moral al colectivo mamey, sobre todo por la forma que castigaron el pitcheo de los hermanos Guayubín y Chichí Olivo.

La única carrera de Licey se produjo por single de Carlos Dore, sacrificio Elmo Plasket, Norman Laker entregó el segundo out y single remolcador de Pedro González.

Licey gana semifinal: El 2 de febrero de 1959, en el estadio Leonidas Radhamés los Tigres se Licey derrotaron 1-0 a las Águilas Cibaeñas para clasificar a la ronda final del torneo “Era de Trujillo”.

Los felinos ganaron la serie semifinal tres victorias por una, en un play off pactado a cinco juegos.

Los factores principales en el triunfo del Licey en este partido fueron el gran trabajo monticular de Pete Burnside y Don Choate y un cuadrangular del boricua Reyes Figueroa, que resultó ser la única carrera del partido.

El encuentro se mantuvo con la pizarra en blanco durante las tres primeras entradas, sosteniendo un cerrado duelo el zurdo Tite Arroyo, de las Águilas Cibaeñas y Don Choate, de Licey.

La única carrera de los Tigres se produjo en el cuarto acto cuando Norman Larker y Pedro González fueron puesto outs, Reyes FIgueroa, jonrón por encima de la verja del jardín central. Luego Carlos -El Cieguito- Dore se anotó hit al cuadro, siendo puesto out en intento de robo del segundo saco.

Chitum gana juego: El trabajo combinado de los serpentineros añiles Nelson Chitum, Pete Burnside y Don Choate no le permitieron libertad al colectivo mamey.

Chitum fue el lanzador ganador, al cubrir siete episodios de tres incogibles, ponchó a seis y dio una base por bolas.

Tite Arroyo y Rip Rippelmeyer desfilaron por la colina de los sustos de las Aguilas, cargando Arroyo (El Orgullo de Tayaboa) con la derrota.

Arroyo realizó una estupenda labor monticular de 8 innings, donde pasó 9 por la vía del ponche.

Águilas protestan: Antes del encuentro la directiva de las Águilas Cibaeñas, había cursado una protesta ante la Liga Dominicana de Béisbol, alegando que el Licey mantuvo en su alineación al boricua Reyes Figueroa, sin tener éste el permiso reglamentario para poder actuar en el campeonato.

Como para hacer más álgido el alegato del supuesto derecho de exclusividad del equipo de las Aguilas, fue Reyes Figueroa el héroe del encuentro.

Respuesta de Licey: El 4 de febrero de 1959, la directiva del club Atlético Licey dio a conocer un comunicado donde anunciaba su retiro del campeonato cuya serie final seria ante los Leones del Escogido.

La decisión del Licey, la motivó las suspensiones de los refuerzos Joe Christopher y Reyes Figueroa, según informó Cuso García, presidente de la grey añil.

En su comunicación al licenciado Jaime Vidal Velásquez, presidente de la Liga señala: “Acato su fallo, pero en esas condiciones no podemos jugar, por lo tanto nos retiramos del campeonato Era de Trujillo”.

Share.

About Author

Leave A Reply