Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Más razones para visitar Montecristi

0
El Morro de Montecristi es el más alto promontorio costero-marino de la isla, con una altura máxima de 242 metros. (Fuente Externa)

El Morro de Montecristi es el más alto promontorio costero-marino de la isla, con una altura máxima de 242 metros. (Fuente Externa)

EL CARIBE / 23 DE SEPTIEMBRE DE 2015 / POR IVELISSE SANTOS

Este destino es un paraíso poco explorado por los dominicanos y los viajeros extranjeros. Su privilegiada ubicación, y su rica historia aportan los ingredientes perfectos para una excursión inolvidable.

La República Dominicana fortalece su posicionamiento como destino turístico en el Caribe insular, y en sus 42 mil kilómetros cuadrados son muchos los atractivos y recursos con los que se cuenta para atraer viajeros con diferentes intereses y motivaciones.

Al noroeste de la isla La Hispaniola se encuentra la provincia de Montecristi, un destino que empieza a despertar y que guarda decenas de razones para llegar allí y sumergirse en su historia, pero sobre todo para disfrutar, con el debido respeto y conciencia, un inventario invaluable de recursos y atractivos que la naturaleza colocó allí para el disfrute de quienes lo visitan.

San Fernando de Montecristi, fue fundada en 1533 por Juan de Bolaños y repoblada por canarios en 1750. Una ciudad de anchas calles, dueña de un valioso conjunto de arquitectura popular y antillana, reveladora de la bonanza económica que tuvo durante su apogeo a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando se instaló la Grenada Fruit Company, plantadora de bananos.

Los montecristeños recuerdan con orgullo, que en su pueblo se produjo el famoso encuentro entre el dominicano generalísimo Máximo Gómez y el libertador cubano José Martí, ambos gestores de la Independencia cubana, en el cual firmaron el Manifiesto de Cuba un 25 de marzo de 1875.

Adicional a la carga histórica que queda reflejada en sus calles y moradas, Montecristi es una provincia rica en recursos únicos que reguarda. Existen 10 razones, 10 motivos únicos que posicionan y diferencian a San Fernando de Montecristi del resto del mundo.

Por ejemplo, Montecristi tiene el 40% de la superficie de manglares de la República Dominicana, sirviendo de hábitat a decenas de especies de la fauna y la flora del país. En sus aguas se preserva la barrera coralina más extensa del país, que va desde Manzanillo hasta Puerto Plata. Cuenta con 420 kilómetros cuadrados, 85% de virginidad en corales, concentrando el 42% de la cobertura coralina de la isla, indicadores que nos ubican muy por encima de otros destinos que son competencia directa para el turismo de buceo.

Montecristi tiene la mayor cantidad de tesoros arqueológicos submarinos del país, con un registro de unos 260 galeones hundidos en sus costas que datan desde el siglo 18. Contiene la riqueza histórica cultural marina más importante de la República Dominicana. Así, ocupa el primer lugar como destino que concentra aves migratorias de todo el Caribe.

Este destino tiene el único Centro de Interpretación de la sal del país, donde se puede apreciar la manera en que más de cuatro generaciones han producido de manera artesanal sal marina a partir del agua del mar.

Además de ser el mayor productor de banano orgánico del mundo, Montecristi tiene nueve áreas protegidas en los límites de la provincia. También conserva el único reloj de metal del país, reflejo del siglo XIX que aun marca el tiempo en base a su mecanismo manual, constituyendo un hito y un símbolo de la ciudad.
Es la única provincia de la República Dominicana con plantaciones de sábila y alcaparra y la cuna de los Héroes de la Restauración, cuyos restos descansan en el cementerio de la provincia.

Más por descubrir

La iglesia de San Fernando, el Parque Manolo Tavárez Justo y el Monumento a la Reina del Mar son otras de las atracciones, que hacen de esta ciudad un destino exótico. Al igual que las demás playas de Montecristi, playa Salina Chica es digna de visitar; su alto contenido de sal delata una de las actividades económicas por las que se caracteriza la provincia. Y para otorgarle mayor relevancia al destino, no se puede dejar de mencionar que Montecristi contó con locomotora desde 1875, su acueducto fue inaugurado en 1889, y tuvo teléfonos en 1895. Además, por su puerto entraron al país los primeros camiones.

Hospedaje y gastronomía

El Morro, Eco Adventure Hotel, primer establecimiento con categoría Boutique en Montecristi, es una de las opciones para hospedarse en esta provincia. Cuenta con 12 habitaciones, dos restaurantes, piscina para adultos con área para niños, helipuerto y un servicio de excursiones que permite a sus huéspedes conocer las riquezas de la provincia. Y si de comida se trata, no hay que preocuparse. En toda la Línea -como se le conoce a esta región- la especialidad gastronómica es el chivo liniero. Sus formas de cocción son variadas: guisado picante, asado y otra muy peculiar, que es puesto al sol, con sal y orégano, y dejarlo secar por varios días. Si de opciones culinarias se trata, el restaurante Coco Mar, con deliciosos pescados y mariscos, y el comedor Doña Adela, con excelentes sabores de la cocina criolla. El Hotel Marina del Mar y la Terraza Doña Ana, son algunas de las opciones para agradar al paladar.

Lo que se está haciendo en la provincia

El Consejo Nacional de Competitividad (CNC), a través del programa de Innovación para el Desarrollo de Ventajas Competitivas, con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como parte del Fondo de Competitividad (FONDEC), trabaja junto al Clúster Turístico y Cultural de Montecristi en el proyecto Mejora del Posicionamiento del Destino Montecristi.

Actualmente, se trabaja en el diseño de la estrategia del posicionamiento diferenciador de la provincia y en la creación de diferentes productos turísticos.  Aquí encuentras el soporte para un futuro prometedor, en una provincia que te invita a sumergirte en su historia y su enorme riqueza natural.

Share.

About Author

Leave A Reply