Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

El Derrumbe

0

DIARIO LIBRE / 19 DE SEPTIEMBRE DE 2015 / POR LIGIA MINAYA

Esta obra, escrita por Federico García Godoy el 16 de agosto de 1916, nos cuenta de la primera ocupación estadounidense a República Dominicana. Este señor nació en Cuba, pero como nos dice Juan Bosch en el prólogo de este libro, su obra fue dominicana porque aquí no se consideraba extranjero a ningún latinoamericano. Y nos cuenta que el autor de la bandera cubana fue el venezolano Narciso López. El Derrumbe no circuló. Lo prohibió la censura norteamericana y el impresor fue reducido a prisión y obligado a entregar el manuscrito.

García Godoy nos dice que este libro lo escribió rápidamente y a saltos y con el corazón destrozado. Y nos cuenta: “…los Estados Unidos aún no ha podido refrenar sus turbulencias y elevarse a lo que se supone que ha sido su destino histórico, no limita nunca su desbordamiento, su proyección ambiciosa, sino en el punto en dificultades más o menos insuperables es que lo hace detenerse. Esa nación engrandecida y consciente de su poderío, se hace conquistadora,  monopoliza mercados y para asegurar su producción y adquirir la ajena porción que le interesa, lo cual engendra celos y rivalidades con naciones también de formidable grandeza política y económica.  Para su defensa personal, los Estados Unidos, necesita poseer en el archipiélago antillano ciertos conocimientos de punto estratégico”.

Federico García Godoy continúa: “El otro problema más inmediato, más urgente, más grave, ha sido la imposición de los yanquis a las condiciones de humildad que abusivamente ejercen en repúblicas vecinas.  Si por la debilidad o  impotencia se nos va a dejar solo  una sombra de autonomía, una independencia mutilada y ridícula. En lugar de una nación soberana nos hemos convertido en  una especie de colonia dependiente del  Departamento de Asuntos Insulares de Washington”.

Cómo ya verán mis lectores, nuestro país, desde 1916, ha continuado en El Derrumbe. Y un derrumbe no proporcionado por los norteamericanos, sino por políticos que se hacen dueños de lo que no les pertenece y hacen de sus partidos políticos una fiesta en la que entran solo los que los aplauden, les besan las manos y se hincan a sus pies. Este libro debe llegar a manos de todos los estudiantes dominicanos para que comprendan y entiendan cómo sucedieron las cosas muchos años atrás y sepan que lo de hoy tiene su sangre, su aliento, las esperanzas y hasta las frustraciones de lo que sucedió en 1916 en nuestro país que continúa hasta hoy derrumbándose.

No creo que haya que odiar los yanquis, los españoles, los haitianos y todos los que nos han invadido, sino arrancarle las orejas a cada político que “meta la pata”. Porque esos son los que  hoy están derrumbándonos. Creo que los políticos actuales hacen cosas que nada tienen que ver con lo que hemos vivido, con las leyes y la Constitución, ni con lo que desea el pueblo. Un pueblo que sufre la violencia que nunca se  ha borrado como debe ser, un pueblo que está pasando por la pobreza lo cual lo lleva a no comer, a no poder comprar medicina, a un no pago de jubilaciones y un camino de inquietudes tan largo que le es difícil caminar.

Moca, Provincia Espaillat.

Share.

About Author

Leave A Reply