Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Osiris Gómez entre el sueño y lo real

0
Jinete Insólito. Acrílica sobre tela, 35 x 45 pulgadas. 2015. fuente externa

Jinete Insólito. Acrílica sobre tela, 35 x 45 pulgadas. 2015. fuente externa

HOY / 29 DE AGOSTO DE 2015  / POR AMABLE LÓPEZ MELÉNDEZ

Como aporte sumamente positivo se registraba inclusión de Osiris Gómez en la memorable exposición colectiva titulada “Presencias”: Elvis Avilés, Juan Bravo, Jesús Desangles, Carlos Santos Durán, Lizette Mejía, José Ramón Medina, Genaro Phillips, José Sejo y Amado Melo, presentada en el mes de febrero del pasado año en el Centro Cultural de las Telecomunicaciones bajo la responsabilidad curatorial del reconocido artista Hilario Olivo.

Creativamente ubicado entre la maravilla y lo real. Auténtico vidente-mejor que visionario- de orquestaciones y “recitales” de iridiscente policromía. Taumaturgo de un imaginario impregnado de provocaciones, emociones y alucinaciones incesantes. Diestro en el manejo de la perspectiva y la construcción del espacio imaginario, Osiris Gómez es un artista inteligente que ha sabido madurar y afinar su profunda conexión existencial con el sistema pictórico hasta materializar con gracia inevitable una gramática plástica personal caracterizada por las sutiles modulaciones de las formas, la luz, los volúmenes, las figuras, los planos cromáticos, las transparencias, el gestual expresivo, las variaciones tonales y los excitantes juegos texturales.

En efecto, los contenidos formales en la práctica estética de Osiris Gómez nos remiten a su vital asimilación de los fundamentos técnicos de la pintura representativa, mientras que los contenidos sustantivos y adjetivos de sus composiciones nos remiten a la naturaleza, el sentido de la tierra, los signos culturales identitarios y las mitologías del caos cotidiano en el Caribe contemporáneo. Sin embargo, lo que más atrae y deleita la mirada del espectador es esa especie de enigmática y fascinante “trama interior” que estalla en sus superficies sensibles, suscitando un vertiginoso y paroxístico entrecruce entre los territorios de lo real, la maravilla, el sueño, la magia, lo fantasmático, la alegoría y el delirio.

Tal como ha señalado Cándido Gerón, “Osiris Gómez tiene el don de sumergirse en los instantes de la creación para arrancarle sus secretos y hacer de ellos una forma de exaltar el espíritu de la materia”. Por su parte, Abil peralta Agüero nos advierte que “La pintura de Osiris Gómez es un territorio cargado de pasiones, vértigo y equilibrio riesgoso entre un mundo y otro mundo: fantasía/realidad, abrazos y galopes laberínticos por donde parecen escaparse la angustia, el miedo y el dolor; lo cierto es que en las complejidades construccionales de la organización espacial de sus pinturas se dan fenómenos plásticos técnicos de suma y amontonamiento de elementos diversos, próximos a la anamorfosis de la imagen para la conformación de hermosas anatomías corporales femeninas”…

El rigor de factura, el dominio técnico y el virtuosismo creativo, resultan elementos clave en la producción pictórica reciente de Osiris Gómez. En esta producción se destacan obras como las tituladas “Hombre culto tocando bachata”, “Pesca bajo el crepúsculo”, “Lluvia sinfónica”, “Presencia”, “Hacia la eternidad” y “Jinete Insólito” (2015). Atmósferas de tonalidades cálidas, exquisitamente brumosas, traslúcidas y nostálgicas. Escenarios oníricos y mutantes, habitados por caballos, ruedas, árboles, follajes, signos arquitectónicos, seres fantásticos, siluetas atemporales y transfiguraciones espléndidamente sugestivas.

Con su obra titulada “Luces del destino”, seleccionada recientemente en la XXVIII Bienal Nacional de Artes Visuales, Osiris Gómez vuelve a sorprender positivamente con una pintura de notable carga subjetiva en la que se libera de sus característicos ejercicios pictóricos polisintéticos en los que fusiona simbolismo, abstracción y figuración neosurrealista, accediendo definitivamente a un expresionismo abstracto de notable vuelo poético y extraordinaria capacidad evocadora. Además del profundo abrazo del médium y de la superficie pictórica como matericidad, color-luz, atmosfera y gestualidad, en esta obra nos atraen especialmente los deliciosos y conmovedores augurios de la magia, la poesía y el misterio.

En síntesis

Osiris Gómez

Osiris Gómez nace en Puerto Plata en 1964. Realizó sus primeros estudios de pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Santo Domingo. Entre 1985 y 1990, trabajó como ilustrador para varios medios de comunicación, programas televisivos y revistas culturales de la República Dominicana, tales como El Nacional, Listín Diario Ultima Hora, El Siglo Y Plural. En 1991, presentó su primera exposición individual. A raíz de esta primera muestra, el profesor Juan Bosch lo bautizó como “el Salvador Dalí de las Américas”. Desde entonces, ha presentado más de veinte exposiciones individuales. Trabajó como diseñador gráfico en importantes producciones televisivas de Freddy Beras Goico y Huchi Lora. Junto a Roger Estévez, Daddy Romero y Cristian Hernández, Osiris Gómez está considerado como uno de “los cuatro fantásticos” de la caricatura dominicana. La obra de Osiris Gómez ha sido exhibida exitosamente en exposiciones, bienales, concursos, festivales y ferias de arte en Santo Domingo, Cuba, Estados Unidos, México, Perú, Canadá, Puerto Rico, España, Costa Rica, Colombia, Chile, Francia, Suiza, Holanda, Japón, China, Argentina, Panamá, Israel y Martinica. Desde hace más de dos décadas, Osiris Gómez mantiene una constante actividad expositiva, tanto a nivel local como internacional, figurando como uno de los artistas dominicanos más destacados y exitosos de las últimas generaciones. En el mes de junio del año en curso ha presentado su impactante exposición “Entre dos Mundos” en el Museo de las Casas Reales.

Share.

About Author

Leave A Reply