Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Manuel Henríquez, el primer mánager campeón al regreso del béisbol rentado

0
Manuel Henríquez, cuarto mánager Licey y primer campeón.

Manuel Henríquez, cuarto mánager Licey y primer campeón.

DIARIO LIBRE / 28 DE AGOSTO DE 2015 / POR BIENVENIDO ROJAS

“Guayubín” Olivo, “La Montaña Noroestana”, ganó la triple corona y Alonzo Perry fue el primer toletero en cerrar con promedio de .400

SANTO DOMINGO. Luego de un receso forzado de catorce años se reanudó el béisbol rentado en 1951, marcando un antes y un después en la historia del pasatiempo número uno de los dominicanos y el cambio de mánagers en la pelota rentada se puso de manifiesto desde ese primer campeonato en 1951.

Un total de nueve pilotos tomaron las riendas de los clubes tradicionales: Tigres del Licey (4), Águilas Cibaeñas (2), Estrellas Orientales (2), Leones del Escogido (1).

A Manuel Henríquez, cuarto mánager de los Tigres en la primera estación de verano, le tocó el privilegio de ser el primer mánager campeón.

Se abren las cortinas

El béisbol romántico, conocido como de La Normal, se inició el 5 de mayo de 1951 y concluyó el 24 de septiembre.

El torneo fue pactado a 108 juegos divididos en dos series y los campeones de ambas series se enfrentaban en una gran final, en el caso de que un conjunto ganara las dos vueltas, entonces le correspondía al conjunto del segundo mejor récord pasar a la final, las Águilas Cibaeñas ocuparon la tercera posición y las Estrellas Orientales ocupaban el sótano.

En la serie regular, el récord de Licey fue de 31 ganados, 22 perdidos; Águilas, 27-27 a 4 juegos y medio; Escogido, 25-29, a 6.5 y Estrellas, 24-29, a 7.0.

Histórica serie final

Ciudad Trujillo amaneció la mañana del sábado 22 de septiembre de 1951, bajo un fuerte aguacero, que obligó a la suspensión del sexto juego de la serie final entre Licey y Escogido.

La serie estaba tres-dos a favor del Licey, y se asignó un doble juego para el domingo 22.

El estadio de La Normal desde bien temprano se llenó de fanáticos y el desfile de cientos aficionados se veían “calichando” por la calle José Trujillo Valdez.

Los lanzadores designados para subir a la colina de las angustias fue el norteamericano Roy Partlow, ppor el Escogido y el puertorriqueño José Luis Velásquez por el Licey.

Alonzo Perry, H4 bases llenas.

Alonzo Perry, H4 bases llenas.

El juego se decidió con un bestial jonrón del “Señor Refuezo” Alonzo Perry a Enrique Reynoso en el quinto con tres corredores en circulación, que le dio en el primer juego la primera corona al Licey.

Ese domingo 23 de septiembre conectó Perry uno de los jonrones memorables del béisbol dominicano, y desde ese momento fue bautizado como “ Su Majestad”.

En 1955, cuando Angelita I fue bautizada como “Su Majestad”, en el reinado de la Feria de Paz y Confraternidad del Mundo Libre, a Perry, para evitar confusión se le otorgó el título de “Príncipe Azul”.

Villodas, primer líder bate

El primer líder de bateo correspondió al puertorriqueño Luis Villodas (Águilas) con promedio de .346, (156-54), el rey de los jonrones fue Pedro “Perucho” Formental, cubano que militó con las Águilas y mandó la bola sobre la verja 13 veces, mientras que el dominicano José Luis Saint Claire (Pepe Luca), de los Leones del Escogido, se llevó el liderato de remolcadas, con 38.

Olivo, triple corona

El máximo ganador de la justa fue Diómedes “Guayubín” Olivo, “La Montaña Noroestana”, con 10 ganados y 5 perdidos, fue líder de efectividad con 1.90 y de ponches con 65 para ceñirse la triple corona del pitcheo.

Perry fue el primer bateador en la historia del Licey en cerrar con promedio de .400, cuando en 1951 bateó de 90-36, .400 con 9 jonrones y 32 remolcadas.

Share.

About Author

Leave A Reply