Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Proyecto binacional frenaría inmigración haitiana

0
Juan Bautista Vicini dice que nunca se había involucrado en un proyecto que generara tanto apoyo empresarial y de la sociedad civil. Le acompañan otros empresarios.

Juan Bautista Vicini dice que nunca se había involucrado en un proyecto que generara tanto apoyo empresarial y de la sociedad civil. Le acompañan otros empresarios.

DIARIO LIBRE / 27 DE JULIO DE 2015 / POR YAMALIE ROSARIO

SANTO DOMINGO. Una de las grandes virtudes del proyecto de desarrollo fronterizo que impulsa el Consejo Económico Binacional Quisqueya (CEBQ) es que, al generar grandes plazas de empleos en República Dominicana y Haití, frenaría la migración haitiana, y con ello la posibilidad del caos y la falta de inversiones futuras.

Así lo entiende el empresario Juan Bautista Vicini, quien junto a su homólogo, Fernando Capellán son los dos co-presidentes por parte de la República Dominicana del CBEQ.

Ambos, junto a Rafael Paz, Guillermo Julián y Juan Josá Arteaga, integrantes de la directiva de esa entidad, participaron en el Diálogo Libre, espacio de entrevistas de este diario, para ofrecer detalles del referido proyecto.

Por el lado haitiano figuran como co-presidentes de esa iniciativa, los empresarios Marc-Antoine Acra y Jean Lucien Ligonde.

Al responder preguntas de un equipo de periodistas encabezados por el director de Diario Libre, Adriano Miguel Tejada, Capellán manifestó que la situación que se está suscitando en la actualidad con Haití es una crisis momentánea. Confía en que la necesidad llame a la reflexión, tanto a los políticos y empresarios dominicanos como a los políticos y empresarios haitianos, e incluso, a las poblaciones de ambos países.

En tanto que Paz señaló que las poblaciones se convierten en aliadas de la estabilidad cuando se promueve el empleo privado y la generación de riquezas “y esa es, precisamente, es la visión: crear una zona de estabilidad, una frontera viva que dé oportunidades a gente de ambos lados”.

Recordó que existe una frontera despoblada del lado dominicano por la falta de esas oportunidades y que también hay comunidades haitianas afectadas por la misma problemática.

“Una de las grandes ventajas de esta iniciativa es que va a liberar de presión demográfica a los grandes centros económicos y urbanos de la República Dominicana que son fundamentalmente tres, la zona Este, con la Altagracia a la cabeza, Santo Domingo y Santiago”, analizó Paz.

Componentes

Por otro lado, Vicini aclaró que en ese proyecto interactúan varios componentes; esfuerzos de inversionistas, empresarios y de una gran cantidad de técnicos profesionales: “todos al final actuando como inversionistas”.

Citó como un riesgo de que sus inversiones se pierdan, la falta de coerción y de la implementación de los fondos de inversión. Reveló que actualmente se realizan estudios de factibilidad sobre la iniciativa.

También indicó que a raíz de las reuniones que realizaron en la comisión mixta de alto nivel, surgía el problema del comercio informal, lo que motivó a reflexionar que deben realizarse inversiones para enfrentar la situación; como invertir en infraestructura, en los cruces, tecnología y producción.

Aseguró que hasta el momento no ha habido una persona que no se haya interesado en la iniciativa luego de que se le haya presentado.

En ese sentido, precisó que el Grupo Vicini gestiona grupos de inversión por sector y que él nunca se ha involucrado en un proceso que pareciera tan difícil pero que haya logrado tanto apoyo empresarial y de la sociedad civil, así como de los gobiernos y de los organismos internacionales.

Indicó que cuando viajaron a Ginebra, Bruselas y a Washington causaron sorpresa con el proyecto, porque incluye desarrollar áreas que forman parte de las metas del la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030, como la erradicación de la pobreza.

Afirmó que el empresariado ha tomado en cuenta elaborar todo el proyecto, incluyendo todas las estrategias de desarrollo del 2030 para hacer un componente importante, a fin de “catapultar la economía”.

Las cuatro zonas estratégicas

El empresario Juan Bautista Vicini, promotor por parte del sector privado del proyecto de desarrollo binacional, explicó que los gobiernos dominicano y haitiano fomentaron en los sectores empresariales aportar ideas de inversión y desarrollo fronterizo que, junto a iniciativas gubernamentales fitosanitarias, de seguridad y migratoria, resolvieran gran parte de todo el problema existente. Así surgió el proyecto de desarrollo sostenible en la frontera.

Las cuatro zonas a desarrollar son: zona 1: Desarrollo industrial y logístico, ubicada en Pepillo Salcedo y Dajabón-Fort Liberté y Quanaminthe; la zona 2: agricultura en Comendador-Belladerie; zona 3: Generación y almacenaje de energía en Jimaní-Mal Passe y Zona 4: turismo y eventos en Pedernales-Anse á Pitres.

Paz detalló que impulsarán la expansión más grande de desarrollo en la zona 1 por las ventajas que entiende ofrecen esas áreas. Dijo que uno de los grandes trabajos que ha hecho el CEBQ es identificar las ventajas competitivas que convierten a la frontera en una zona con un potencial de crecimiento extraordinario debido a la cantidad de recursos de diversos tipos que posee.

Share.

About Author

Leave A Reply