Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

La Capilla de Colón en La Vega

0

La_Capilla_de_Colon_en_La_VegaDIARIO LIBRE / 20 DE JULIO DE 2015 / POR FRANK VIÑALS

Una capilla que Cristóbal  Colón propuso que fuera construida en La Vega, sería un gran atractivo turístico para la región.

Por años han sido múltiples las conjeturas sobre el lugar donde reposaban los restos del gran Almirante de la Mar Océana, Cristóbal Colón.

Unos historiadores decían que fueron trasladados a España y otros afirmaban que habían sido trasladados a La Habana. Estas aseveraciones al parecer fueron resueltas con el descubrimiento (accidental) por parte del Padre Billini del sarcófago con los restos del descubridor del nuevo mundo, Don Cristóbal Colón, en la Catedral Primada, durante una remodelación de la misma. Esto fue certificado por peritos en la materia, el cuerpo diplomático de la época y demás autoridades. Existe el libro de Don Emiliano Tejera que explica en extenso el descubrimiento de dichos restos.

No obstante, independientemente de dónde estuviesen los huesos del descubridor del nuevo mundo, su corazón siempre estuvo indiscutiblemente en La Española, la tierra que más amó.

Las descripciones de Colón sobre la belleza de La Española son de una candidez impresionante. Este visionario es estremecido profundamente al contemplar el paisaje del trópico y no puede contener su emoción: “Es tan dulce el cantar de los pajaritos que parece que el hombre nunca se querría partir de allí”; “…Y cantaba el ruiseñor en el mes de noviembre por allí donde yo andaba”; “La isla Española, que es la más hermosa cosa del mundo”.

El valle de La Vega le causó una indescriptible impresión que lo marcó para siempre, y en su lecho de muerte en 1506 su alma se trasladó una vez más a la tierra de sus amores.

El 19 de mayo de 1506 Cristóbal Colón, viendo que su final ya estaba cerca, escribió de puño y letra la confirmación de su testamento ante el Escribano Pedro de Hinojedo, Notario Público de la Villa de Valladolid, donde entre otros considerandos dice lo siguiente: “Por ante mi Pedro de Hinojedo, Escribano de Provincia en la su Corte é Cancillería, é Notario Público en todos sus Reinos y Señoríos; é de dos testigos de y uso escrito: El señor Don Cristóbal Colón, Almirante e Virrey é Gobernador General de las islas e tierra firme de las Indias descubiertas é por descubrir, digo a Diego mi hijo é mando que tanto él tenga renta del dicho mayorazgo y herencia que pueda sostener construir una capilla que se haya de facer.

Tres Capellanes que digan cada día tres misas, una a la honra de la Santa Trinidad, é otra a la Concepción de Nuestra Señora, é otra por las ánimas de todos los fieles difuntos, é por mi ánima e de mi padre é de mi madre é mujer. E que si su facultad abastare que haga dicha Capilla honrosa; y la acreciente las oraciones y preces por el honor de la Santa Trinidad é si esto puedo ser en la ISLA ESPAÑOLA, que Dios me dió milagrosamente, hulgaría que fuese allí adonde yo la invoqué, pués en LA VEGA se dice de la Concepción. Digo y mando a Don Diego, mi hijo, ó a quien heredare, que pague lo susodicho…”.

Lo escrito por Colón en su testamento, de puño y letra, deja constancia irrefutable del profundo amor y agradecimiento por la tierra que “Dios le dió milagrosamente, y demuestra la inmensa fe de este hombre visionario de la Edad Media.

Este testamento de Colón ordenándole a su hijo Diego o a quien fuere heredero, la construcción de una capilla en “La Vega, que se dice de la Concepción”, tiene un valor histórico inconmensurable y en los momentos actuales un alcance promocional turístico por los siglos de los siglos.

La Vega debe iniciar un movimiento para que el deseo del Almirante sea cumplido y se levante la capilla que ordenó el descubridor. Sin lugar a dudas, esta fue la tierra que más amó Colón, La Española, “que Dios me dio milagrosamente”.

La Vega debe iniciar un movimiento para que el deseo del Almirante sea cumplido y se levante la capilla que ordenó el descubridor.

Share.

About Author

Leave A Reply