Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Los inicios de la gastroenterología dominicana

0
Desde la década de 1920 tenemos información sobre investigaciones de gastroenterología. (Fuente Externa)

Desde la década de 1920 tenemos información sobre investigaciones de gastroenterología. (Fuente Externa)

EL CARIBE / HISTORIA DE LA MEDICINA / 18 DE JULIO DE 2015 / POR HERBERT STERN

En la década del 1920 tenemos las primeras informaciones de médicos dedicados a las vías digestivas, con la instalación en el Edificio de la Ópera del Dr. Bernardo Zaragoza, quien se presentaba como experto en vías digestivas. El Dr. Zaragoza procedía de Puerto Rico, en donde trabajaba en el “Auxilio Mutuo”. Las enfermedades digestivas eran frecuentes en la población, y como muestra basta señalar que en la memoria del Hospital Padre Billini del 1929 hay 18 casos de cirrosis, 21 de enterocolitis, 44 casos de gastritis y gastralgias, se identificaban piedras en la vesícula biliar y se reconocían casos de úlceras estomacales, así como un caso de tumor del píloro. En 1939, en la Revista Médico Farmacéutica, escribía el Dr. Arturo Damirón sobre enfermedades de la vesícula biliar, y se anunciaban medicinas como el Kaobrol para “dolores de estómago, aerofagia o dispepsias”. En esa misma revista se anunciaba el Dr. Max D. Sánchez, con dedicación a las enfermedades de las vías digestivas. Tenía su consulta en la calle Mercedes 103 de Santo Domingo.  También se anunciaba como “vías digestivas” el Dr. Elpidio Ricart, con su consultorio en la Arzobispo Meriño 14 de Santo Domingo. De igual modo, el Dr. Rafael Abreu, también se anunciaba como dedicado  a las vías digestivas. En 1944 en la Revista Archivos de Medicina aparece un interesante artículo del Dr. R López de Haro, sobre las afecciones digestivas, a modo de resumen de las principales patologías en la práctica. En el 1944 se celebró el Congreso Médico del Centenario, en el que se presentaron más de 100 trabajos, algunos de temas digestivos, tales como: “dos casos de colelitiasis” por el Dr. Darío Contreras, “el síndrome abdominal en el paludismo” por el Dr. Juan Mella, “estudio clínico de las roturas traumáticas del hígado” por el Dr. Luis Caminero, “un caso de distomatosis hepática” por los Dres. Santiago Bueno, Alejandro Espaillat y Manuel Pichardo y un trabajo sobre obstrucción intestinal por parásitos, presentado por el Dr. Alberto Peguero. Dos años más tarde, en el Congreso del 1946 celebrado en Santiago, se presentaron varios temas de cirugía abdominal y solo un trabajo clínico sobre “estenosis hipertrófica del píloro” que presentó el Dr. Rafael Santoni.  Sin embargo, para el VI Congreso Médico, a celebrarse en el 1950, los temas oficiales incluían Parasitosis Intestinal y Gastroenteritis aguda. En ese congreso se presentaron 7 trabajos de enfermedades digestivas, incluyendo un trabajo sobre colon irritable del Dr. Pablo Iñiguez, o sobre Gastroenteritis por el Dr. Mariano Lebrón Saviñón.  De igual forma, en el 1953 el Dr. Iñíguez ofrecía charlas sobre la gastritis. Por el año de 1957, los doctores Aulio Brea Ortega, Jordi Brossa Mejía, Francisco Cuesta Barreiro, Pablo Iñiguez, Manuel Saladín Vélez, Eduardo Roedán Majluta y George Hazoury Tomes, tomaron la decisión de  que podían sacar provecho si se reunían mensualmente, dentro de un plano científico, enmarcado con el más alto sentido de compañerismo y amistad. Esos médicos eligieron como su primer Presidente al Dr. Aulio Brea Ortega. Por las condiciones en la era de Trujillo la Sociedad no se reactivó  hasta 1967, y  el día 18 de enero, en una asamblea celebrada en la Ciudad de Santo Domingo, en el local de la Asociación Médica Dominicana (AMD), los doctores: Eduardo Álvarez G., Aulio Brea O., Jordi Brossa M., Roberto Caram H., Francisco Cuesta B., Leopoldo González Brache B., Adolfo Guzmán S., George Hazoury Tomes, Pablo Iñiguez, Orlando Mejía Ferrés, Rafael Ortiz E., Marino Piantini y Manuel Saladín V., eligieron una nueva directiva, compuesta por: Dr. Jordi Brossa M., Presidente. Dr. George Hazoury Tomes, Vicepresidente. Dr. Roberto Caram H., Secretario. Dr. Francisco Cuesta B., Tesorero, y a partir de entonces esta sociedad ha crecido en número  y en sus aportes a nuestro país. l

Share.

About Author

Leave A Reply