Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Los Comandos de la Zona Norte lucharon en cuerpo y alma durante Guerra de Abril 1965

0

Los_Comandos_de_la_Zona_Norte_lucharon_en_cuerpo_y_alma_durante_Guerra_de_Abril_1965

DIARIO LIBRE / 22 DE JUNIO DE 2015 / POR ADALBERTO DE LA ROSA

Combatientes narran los hechos en la parte alta de Santo Domingo 

La gente se integró a la lucha contra los invasores y golpistas

SD. La tenacidad, la unidad y el amor a la patria, fueron la energía que movió la maquinaria de los comandos de la Zona Norte de la capital durante la Revolución de Abril de 1965, y posterior invasión de Estados Unidos, hasta lograr la salida de las tropas del territorio dominicano, luego de mortales enfrentamientos.

Combatientes de la gesta, que participaron en el Diálogo del Grupo Diario Libre, destacaron el papel primario de hombres, mujeres y jóvenes que se organizaron en comandos por zonas para enfrentar a los invasores y aliados nacionales.

Rafael Báez(Cocuyo), Rafael Gamundi Cordero y Orlando Sánchez Díaz fueron de los comandantes en la zona, y explicaron que los comandos fueron organizaciones de surgimiento natural en los que civiles y militares se unieron para defender el retorno a la constitucionalidad, y enfrentar a los invasores.

“Fue una experiencia también de lo que ocurría en el exterior, en algunos lugares, como en Cuba, y otras naciones, donde hubo revoluciones, y la gente se organizó de manera especial, porque los comandos fueron una manera especial de organizarse en la revolución”, expresó Rafael Gamundi Cordero (Rafa).

Dijo que cuando el 25 de septiembre de 1963 se da el golpe de Estado a la democracia y al gobierno que presidía el profesor Juan Bosch, el pueblo no se movilizó, y se creó una situación de desencanto, sobre todo cuando los principales dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se fueron al exilio, y entonces se creó una situación de pesimismo que sentó las bases del surgimiento de los comandos.

El primero en ser creado fue el “Cucaracha 20”, en la antigua calle 27, próximo al hipódromo, hoy Plaza de la Salud. A partir de ahí surgieron otros, como el Villas Agrícolas; comandos 17; La Antena; Francisco Villaespesa; comando Calle 13 esquina Albert Thomas; también el María Auxiliadora; Villa Juana; comando Juan de Morfa; Concepción Bona, esquina Felipe Vicini; Ovando con Gómez; También las Avanzadas Paraguay y La Javilla, en la calle San Martín.

Eran espacios de convergencia, de lucha por la defensa de la soberanía y el respeto a la Constitución, en los que participaban médicos, militares, enfermeras, mecánicos, comerciantes, y otra gente de pueblo que se encargaron de mantener el control, la seguridad, la disciplina, la limpieza y hasta la alimentación de cada espacio bajo su responsabilidad.

Operación Limpieza

Ante la resistencia y avances de los grupos rebeldes de la Zona Norte de la capital, el 15 de mayo de 1965 se puso en marcha una ofensiva denominada “Operación Limpieza”, que tenía por finalidad recuperar los espacios y propiedades en la parte alta.

Orlando Sánchez Díaz, otro de los combatientes, narra que como miembro del Movimiento 14 de Junio, fue designado, junto a otros hombres y mujeres en la demarcación, y recuerda que su responsabilidad era proteger la estatal Radio Televisión Dominicana.

“Nuestra labor consistió en organizar la población política, social y económicamente, porque nosotros hasta llegamos a intervenir en conflictos familiares para resolverlos”.

Batalla en las tumbas del Cementerio de la Máximo Gómez

Uno de los episodios más sangrientos de los enfrentamientos fue dentro del Cementerio conocido hoy como Máximo Gómez, donde hubo bajas significativas, tanto de los combatientes de los comandos, como de los invasores y golpistas. Muchos pelearon cuerpo a cuerpo con bayonetas en medio de las tumbas, y los caídos eran lanzados en una fosa común. Cuentan los combatientes que en el cementerio, los americanos fusilaron a muchos combatientes que eran capturados.

Rafael Báez (Cocuyo) es otro sobreviviente de la gesta, y cuenta que con la participación de los jóvenes y las mujeres, lograron frenar el avance de los invasores en lugares como la Ovando con Máximo Gómez. Explicó que el Cordón de Seguridad fue una estrategia de los americanos que supieron que el poder político de la Revolución estaba en la ciudad ultramuros, en El Conde.

“Era una forma de separar al poder político de la Revolución, de las masas de la zona, porque los barrios populares, la población básica de la capital estaban en Villa Consuelo, Villa Juana, María Auxiliadora, Gualey, Luperón, entonces separar, eso era como una forma de aislar”.

Recuerda que fue tal la resistencia y el combate, que los americanos tuvieron que sentarse a dialogar con los dirigentes de la Revolución, porque, además, se habían pronunciado en contra de la invasión países como Venezuela, Cuba, China, la Unión Soviética y otros. Dijo que los comandos se convirtieron en el poder político de cada barrio.

Share.

About Author

Leave A Reply