Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

La Fortaleza de Santo Domingo

0
Torre del Homenaje, aunque de uso militar, albergó a virreyes, gobernadores y funcionarios notables.

Torre del Homenaje, aunque de uso militar, albergó a virreyes, gobernadores y funcionarios notables.

DIARIO LIBRE/ 10 DIC 2014 / POR MARÍA CRISTINA DE CARIAS Y CESAR IVÁN FERIS IGLESIAS

Más conocida como la Torre del Homenaje, la fortaleza de Santo Domingo ha vivido todas las vicisitudes de este pueblo a lo largo de su historia.

La Fortaleza de Santo Domingo encierra en su perímetro, la Torre del Homenaje. Esta es la edificación más significativa de la transición del pensamiento gótico medieval al humanista renacentista. Posee, además, la característica de ser única en el continente americano.

La torre construida con sillares de piedra coralina, de la zona de Santa Bárbara, consta de tres niveles, siendo el ultimo una terraza descubierta, protegida totalmente por almenas, al modo medieval en donde el vano sirve para disparar, al tiempo que esta diseñada para la defensa. Las aspilleras practicadas en los tres niveles son estrechos huecos al exterior para impedir la entrada de proyectiles. En el interior se abren los lados para permitir los disparos de ballesta de los defensores de la edificación. Cada nivel de la Torre esta sostenido por una bóveda de entrepiso. Como desde la parte superior se tiene un dominio del área circundante, esto obligó a que a mediados del siglo XVl, se hiciera interrumpir la construcción del campanario de la catedral para que no interrumpiese visualmente el dominio del entorno desde la fortaleza, y para impedir un posible ataque desde las alturas del campanario.

La Torre se construyó tras la llegada a la isla de frey Nicolás de Ovando, empleando mano de obra esclava, de negros africanos traídos de Sevilla. La obra se atribuye a Juan de Rabee, quien documentalmente aparece trabajando en esta construcción, hacia 1505.

La Torre del Homenaje o de Avanzada, fue una de las primeras edificaciones levantadas según el pensamiento gótico en las nuevas tierras descubiertas. Situada en el punto mas estratégico de la nueva topografía urbana de Santo Domingo, trasladada por Ovando al lado oeste del río Ozama, en el punto mas alto de la rivera occidental, mirando hacia la ría o desembocadura del río. Lugar de entrada de todas las naves que procedían del continente europeo primero y después, con el devenir del tiempo, de los diferentes puntos de las tierras descubiertas.

Una vez terminada la Torre, se iniciaron construcciones, algunas adosadas a la misma Torre con la finalidad de albergar funciones tanto militares como administrativas. Allí habitaron, tanto el gobernador, como el séquito que llegó a las nuevas tierras con él.

Las construcciones se desarrollan alrededor de un patio central, desde donde se tiene una clara visión de lo que sucede en la ría, en los niveles más bajos de la topografía. Esto exigió que para fines de una verdadera defensa de la fortaleza militar y de la ciudad misma, se tuvieran que construir nuevos fortines en diversos niveles horizontales que dominaran el nivel del río. Estos fortines estuvieron dedicados fundamentalmente al ataque de barcos enemigos que intentasen penetrar a la ciudad por el Ozama. Los distintos niveles verticales fueron unidos entre si por rampas de comunicación que permiten asimismo, el rodaje de cañones y municiones entre uno y otro nivel, hasta llegar a la plataforma de tiro bajo, destinada a cañonear la parte baja de los barcos. Esta plataforma de tiro, unida al fuerte Invencible, hoy en día en la parte trasera del Hostal Nicolás de Ovando y el fuerte de San Diego, reconstruido en intervenciones recientes, produjeron una línea continua a bajo nivel, para protección de la ciudad, desde y hacia el río. En el nivel superior, se levantaron las murallas de defensa de la ciudad.

En época del rey español Carlos lll, en el siglo XVlll, se emprendieron dos obras monumentales en la Fortaleza de Santo Domingo: la emblemática puerta de acceso al interior de la plaza militar y el gran depósito militar o polvorín, llamado Santa Bárbara, situado entre la Torre del Homenaje y el fuerte de Santiago, hoy en ruinas.

La Torre, aunque de uso militar, albergó en sus dependencias a virreyes, gobernadores y funcionarios notables. Allí vivieron durante algún tiempo Don Diego Colon y su esposa María de Toledo, primeros virreyes de Indias, en tanto se construía su palacio. En este recinto, Gonzalo Fernández de Oviedo, siendo gobernador de la Fortaleza, escribió su Historia Natural y General de Indias, documento fundamental para entender el proceso de conquista y colonización del territorio americano, hito en la historia de la humanidad.

Las dependencias de la fortaleza contenían dormitorios para militares y civiles, despachos y comedores, salas de recibo, cocinas y letrinas. Así como depósitos de armas y mercancías, además de aljibes para el suministro de agua.La monumental puerta llamada de Carlos lll es una de las pocas manifestaciones del estilo barroco con que cuenta la ciudad de Santo Domingo. Inspirada en el arco de triunfo romano, sustituyó a la puerta anterior, constituida fundamentalmente por dos torres circulares de defensa de la entrada.

La puerta actual presenta un vano rectangular al exterior con dintel o platabanda constituida por piedras de sillería que funcionan como dovelas de arco, en el lado interior, presenta forma de arco de medio punto.

La platabanda exterior sostiene una placa en donde se encuentra la leyenda de la dedicación de la obra y la fecha d su construcción. Esto se encuentra en el centro de dos enormes pilastras adosadas que sostienen un entablamento en donde arquitrabe, friso y cornisa de líneas rectas, proyectándose en diferentes planos, tienen una doble finalidad estructural y estética. A ambos lados del portal existen dos enormes volutas que unidas al sentido monumental de los elementos del portal, otorgan escala y sentido se movimiento, algo típico del barroco, aunque en este caso de manera sobria, debido a las funciones militares y las limitaciones económicas. A ambos lados de la puerta, se erigieron edificaciones dedicadas a albergar el personal militar de defensa de la plaza.

 

Share.

About Author

Leave A Reply