Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

La 37 por Las Tablas: espacio cultural independiente al servicio de las artes escénicas.

0
La casa está en un proceso de remozamiento gracias a que ganaron un concurso convocado por el Ministerio de Cultura. (Abel Ureña)

La casa está en un proceso de remozamiento gracias a que ganaron un concurso convocado por el Ministerio de Cultura. (Abel Ureña)

EL CARIBE / 13 DE SEPTIEMBRE DE 2014 / POR WENDY ALMONTE

El lugar, ubicado en el Centro Histórico, fue habilitado para presentaciones artísticas sin romper el estilo arquitectónico.

El estudio, práctica y consumo de las artes escénicas tienen un aliado en “La 37 por Las Tablas”, un espacio cultural independiente que desde hace doce años viene ofertando sus servicios, para aportar al desarrollo humano, tanto de los artistas como del público.
La entidad fue fundada por iniciativas de la actriz, bailarina y arquitecta María Ligia Grullón, en complicidad con sus padres Ricardo Grullón y Dulce de Grullón, así como miembros del Teatro Estudio de La 37, en el 1999, aunque abrió sus puertas al público el 31 de enero del año 2002, en una antigua casona estilo ecléctico victoriano y republicano, marcada con el número 37, en la calle Benito Monción.
“Estudié Danza Clásica y Arte Dramático en el Instituto de Cultura y Arte (ICA) y en el 1999, luego de graduarme de arquitectura en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y tener años en el grupo de teatro de la universidad, con el deseo de tener un espacio para los ensayos y la creación de espectáculos multidisciplinario, que era lo que siempre me había gustado, mi padre encontró esta casa en muy mal estado, bastante económica para nosotros, la compramos el 7 de diciembre de 1999, pero duramos dos años arreglándola y limpiándola”, relata María Ligia Grullón, al hablar de los inicios de la entidad incorporada como la Asociación La 37 por las tablas.
Fue así como junto a un grupo de jóvenes, entre ellos Awilda Reyes, Aura Santos, Desiree Reyes y su padre que también estaba interesado, comenzaron a formar La 37, que no solo sería un espacio para ensayar, sino para las artes escénicas, ya sea danza, la música, el teatro, la escritura, el yoga y la meditación, ya que la idea no era solo ocuparse de la persona, sino del personaje.

El nombre de la entidad le viene dado por el número de la casa y, al igual que el Centro Histórico, se estaba deteriorando, hecho que María Ligia veía con mucha pena.

Ella admira este tipo de arquitectura y cree en el proyecto de ciudad de respetar el Centro Histórico. “En homenaje a esa arquitectura, que todavía permanece en parte de la ciudad, le puse La 37, para que cada vez que me entrevisten decir que está viva en la 37 por las tablas, pero no solamente por la tablita, sino por el teatro”. Agrega que es una manera de protestar y llamar la atención un poco a los dueños de casas para que las vayan mejorando. Para poner la casa a funcionar, la sometieron a un fuerte proceso de remozamiento y mantenimiento que, según María Ligia, no ha parado desde su fundación, porque toda la madera estaba muy  deteriorada. Aunque sin romper el estilo, trataron de liberar los espacios para que sirvieran para el teatro, ya que la casa tenía muchas divisiones.
Ofrece sus servicios a través de la Escuela Experimental de Teatro Integral, Teatro Estudio La 37, sus salas de exposiciones, la biblioteca de arte La Mañosa, y su patio interior llamado El Gran Ricardo, en honor a su padre, donde hacen funciones de teatro, de títeres, conciertos y ensayos.

Además de ser un espacio para enseñar teatro, La 37 por las Tablas, también cuenta con otros espacios para la cultura, como es la Biblioteca La Mañosa, nombre puesto como homenaje al profesor Juan Bosch. Le llaman proyecto porque quieren seguir desarrollándola, ya tienen unos 400 libros, la mayoría son de la familia Grullón, pero también están llegando donaciones de personas como el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, y Freddy Ginebra, que ha donado muchos textos de los libros que Casa de Teatro ha premiado.
Las personas pueden usar cualquier libro, de acuerdo a lo expresado por Grullón, quien informó que tienen libros de artes escénicas, textos dramáticos, libros de teatro, de arte, arquitectura, pintura, expresión corporal, danza, literatura general; sobre yoga, respiración y otros. “Por supuesto, el Festival de Teatro Escolar se nutre de la biblioteca y la biblioteca de ellos, porque cada vez que presentan una obra de teatro deben dejar los textos para la biblioteca para ayudar a otros que quieran leer”, expresa Grullón.
Escuela Experimental de Teatro Integral

La Escuela Experimental de Teatro Integral que funciona en la entidad, es una escuela sobre todo experimental, que cada año tiene un autor diferente para estudiar, por lo que no trabaja por niveles.

“Elegimos un autor y trabajamos con él todo el año, no hemos trabajado los niveles, porque nunca fue nuestro interés, porque existía el ICA que tiene un bachillerato en artes, sino que fuera experimental, trayendo extranjeros o personas radicadas en la capital con una manera interesante de trabajar las cosas: que fuera un performático, que trabajara en zancos, era como complementario, y entonces cogíamos un autor y trabajamos con esto, nunca pensamos en los niveles, pero ahora nos están pidiendo eso. Es una formación complementaria, con una base, por supuesto”, informó la directora de la entidad.

Las obras que hacen son originales, no siempre toman un clásico, sino que arman una obra de teatro con los jóvenes participantes.

Teatro Estudio La 37

La entidad posee su grupo teatral llamado Teatro Estudio La 37, conformado por unas siete personas, entre ellos técnicos o de lectura, que los asesora en la lectura. Además, ha hecho funciones con invitados como el teatro Carey, ha participado en festivales en Colombia, Estados Unidos, y ahora tienen una función de la obra La edad de la Ciruela en un festival que se realizará en el Gran Teatro del Cibao. “Somos muy conocidos por Las Mariposas, una obra hecha en base a “Un Amén de Mariposas” de Pedro Mir, en homenaje a las hermanas Mirabal. Es una de nuestras obras más representadas, porque ya la tenemos como tradición y como misión, creemos en las mariposas y en ese montaje, y la queremos mantener como tradición”, informó María Ligia. Teatro Estudio también trabaja haciendo representaciones a empresas para sus eventos, como la que le pidió la Asociación Cibao sobre sus 50 años para llevársela a sus empleados, recorriendo todas sus sucursales en el país.

El grupo de teatro tiene un fuerte vínculo con el sector empresarial, según María Ligia, porque se ha corrido la voz que arman las cosas a sus medidas.

“Nosotros escribimos un texto original para la ocasión, de hecho, casi todo lo que tenemos en el repertorio es porque lo ha solicitado alguien, y qué bueno, porque con eso es que nos sostenemos. Las Mariposas nos lo pidió el ayuntamiento para presentarlo en el 2004 y desde ahí se ha quedado en nuestro repertorio. Canto a la vejez es un trinólogo entre tres mujeres sobre lo lindo que es envejecer, fue la Asociación Cibao que nos pidió eso para un homenaje al Hospicio San Vicente de Paúl y nos quedamos con eso, y es nuestro espectáculo”.
Explicó que las empresas les pagan por ese servicio, y con esto pueden sostener la casa, pagarle a los artistas, y le llega gratuito a la gente, porque muy pocas de esas obras se presentan pagando.

Festival de Teatro Escolar

Uno de los grandes trabajos, que varios años viene realizando la entidad, es el Festival de Teatro Escolar, un proyecto que la Oficina Senatorial de Santiago encargó a La 37 por Las Tablas, beneficiando a miles de estudiantes de escuelas públicas y privadas de la ciudad, que dura todo el año escolar

Cuenta que todo comenzó en el 2006 cuando el entonces senador Francisco Domínguez Brito solicitó que los teatristas fueran a una reunión con él para plantear un proyecto artístico.

Sobre eso señala que “fuimos los primeros en levantar la mano porque queríamos colaborar con él en esta idea, ganamos el proyecto porque presentamos una idea de cómo armarlo, dijimos este proyecto educativo hay que tomarlo, pero le dijimos que había que darle preparación para que pudiera ser de calidad, y se ha convertido en un monstruo para nosotros”.

Cada año participan entre 35 a 45 escuelas públicas y privadas en categoría juvenil e infantil.

El actual senador Julio César Valentín le ha dado un apoyo y seguimiento como si hubiese sido el ideólogo del proyecto, hecho que Grullón aplaude.

Explicó que el festival es todo un proceso de nueve meses entrenando, dando talleres de arte escénico, que van desde maquillaje hasta vestuario de teatro.

Un proyecto autosostenible

La 37 por Las Tablas recibe una subvención del ayuntamiento de Santiago de cinco mil pesos, algo que valoran, pero su sustento se logra gracias a sus proyectos, ya que con los años ha ganado concursos y realizado proyectos. Además, trabajando con empresas como la Asociación Cibao, Plan Estratégico de Santiago, Grupo M, y la Cámara de Comercio.

“En cierto sentido la casa ha sido autosustentable, pero absorbe mucho. Por eso buscamos donaciones, hacemos funciones, presentaciones, tenemos un voluntario cultural, y mucha gente que ha puesto la mano. El Centro León ha aportado mucho a La 37, cuando abrió por primera vez hicimos un espectáculo. Con los espectáculos pagamos a los artistas y queda dinero para la casa”, expresa Grullón al referirse a su sustento.

Objetivo

También La 37, tiene como fin la parte educativa de los artistas ya profesionales, con el proyecto “Hacer cultural”.

Share.

About Author

Leave A Reply