Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Comentario histórico sobre nuestras provincias

0

DIARIO LIBRE / 30 DE ENERO DE 2014 / POR WENCESLAO VEGA B.

Viendo la polémica sobre la sugerencia de crear dos nuevas provincias, y queriendo dar un enfoque histórico a este tema, preparamos este pequeño trabajo, como un resumen bien corto sobre la historia de nuestras provincias.

Las cinco originales divisiones dada por los taínos, o sea los cinco cacicazgos, fueron, según las fuentes más acreditadas, Marien, Maguá, Maguana, Higuey y Jaragua.

Cuando la isla fue colonizada los españoles la dividieron inicialmente en tres regiones, según la Villa fundadas originalmente, es decir Santo Domingo, La Concepción de La Vega y Santiago. Luego, en 1508, al haber ya más de 15 villas fundadas y con sus escudos de armas, la isla quedó dividida en Santo Domingo, Concepción de La Vega, Santiago, La Buenaventura, Compostela de Azua, San Juan de la Maguana, Puerto Plata, Bonao, Puerto Real, La Vera Paz, Salvaleon de Higuey, La Yaguana, Bayahá, Villanueva de Yáquimo, Salvatierra de la Sabana, Santa Cruz del Seybo y Lares de Guahaba.

La mayoría de esas villas desaparecieron pronto y la población se concentró en Santo Domingo, Santiago, La Vega, Puerto Plata, Bonao, Seybo y San Juan de la Maguana. Luego se fundaron Monte Cristi, Cotui, Bánica, e Hincha. En 1609 se destruyeron Puerto Plata, Monte Cristi, Bayajá y La Yaguana, pero en su lugar se fundaron Bayaguana y Monte Plata. Pero eran municipios, no provincias.

Dividida la isla en dos colonias, en el siglo XVII, la española, o Santo Domingo y la francesa, Saint Domingue, la parte española quedó compuesta por cinco “Partidos” que fueron Santo Domingo, Santiago, La Vega, Azua y Seybo. Esa misma división fue la que los dominicanos nos dimos cuando nos independizamos de Haití en 1844, pero en vez de llamarse Partidos se les dio el nombre de Provincias.

La historia de ahí en adelante es la de una constante creación de provincias.

Así vemos que en 1858 se agregaron dos más, Puerto Plata y Samaná, pero con el nombre de Distritos Marítimos. Más tarde se agregaron Monte Cristi y Barahona

En 1885 con la erección de la Provincia Espaillat, ya eran once divisiones entre provincias y distritos marítimos y poco después se agregaron la provincia de Pacificador (hoy Duarte) y San Pedro de Macorís.

En 1907 todos los distritos marítimos se convirtieron en provincias, y entonces fueron doce. Para el 1932 ya eran trece con la creación de la Provincia Trujillo (hoy San Cristóbal). Fueron catorce en 1938, cuando se crearon Benefactor, Dajabón y Monte Plata.

En 1939 ya eran 16. Para el final de la Era de Trujillo ya teníamos 29 y poco a poco se fueron creando mas y mas hasta tener ahora 31 provincias más el Distrito Nacional.

Se trata de una cantidad excesiva e innecesaria. Las provincias tienen ahora menos importancia que los municipios, y su única razón de ser es que tienen representantes en los dos cuerpos legislativos, Senado y Cámara de Diputados Su jefe ejecutivo es un Gobernador, designado por el Presidente de la República, cuyas funciones ahora son muy reducidas y poco importantes.

La importancia de los gobernadores provinciales tenían su lógica cuando las comunicaciones eran lentas. En caso de disturbios o desastres naturales, el Gobernador, representando al Presidente de la República, podía actual con rapidez. Pero ya eso es cosa del pasado. Hoy, en cuestión de minutos todo, se resuelve por teléfono e internet, y las autopistas, los aviones y helicópteros dan rápido acceso para enfrentar calamidades.

Los municipios, en cambio, tienen cada vez mayor importancia. Tienen su propio órgano legislativo, el Consejo Edilicio, con sus respectivos síndicos y regidores electos directamente por sus habitantes. Tienen poder de recaudar impuestos municipales, facultad que no tienen las provincias. Y están más cerca de sus habitantes quienes a través de juntas de vecinos o en distritos municipales, exponen sus necesidades y problemas a los Alcaldes sin necesidad de recurrir al Gobernador Provincial ni al Gobierno Central. Es la forma más democrática y directa de gobernar que tenemos y debe mantenerse y fortalecerse, no disminuirse.

Vamos a ver lo que nos dicen estos números. El país que tiene un territorio más parecido al nuestro es Costa Rica, y tiene 7 provincias, contra las 32 dominicanas. Brasil, con más de 8 millones de kilómetros cuadrados (nosotros solo 49,000) y no obstante tiene 27 provincias, 6 menos que nosotros. México con casi dos millones de kilómetros cuadrados, tiene igual número de provincias que la República Dominicana. Cuba y Haití, nuestros vecinos tienen 15 y 10 provincias cada una respetivamente. En resumen: ¡tenemos demasiado provincias!

De 12 a 15 seria lo prudente. Pero… quien convence de eso a nuestros legisladores. De abolirse provincias, habrían menos senadores y menos diputados, gobernadores y demás funcionarios provinciales, sus ayudantes, secretarias, choferes, etc. Se trata de una burocracia innecesaria y costosa, pero políticamente apetecible para los partidos políticos dominicanos.

Nos atrevemos a sugerir una nueva y más lógica división territorial para el país estando consciente de que los intereses creados la harán difícil.

1.- Distrito Nacional… se mantiene igual.
2.- Provincia Ozama…… Nuevo nombre para la actual Provincia de Santo Domingo, con lo que se evitará la confusión con el nombre de la capital de la República.
3.- Provincia Higuamo… Las actuales provincias de San Pedro de Macorís y Monte Plata se fusionan en una sola con el nombre del río principal de la región.
3.- Provincia Seybo… A la actual provincia El Seybo se le agrega la provincia de Hato Mayor. (a la cual había pertenecido por años).
4.- Provincia Higuey… Se fusionan las provincias La Altagracia y La Romana.
5.- Provincia Valdesia… Se fusionan tres provincias. San Cristóbal, Peravia y San José de Ocoa.
6.- Provincia Caonabo… Se fusionan Azua, Pedernales y Barahona, con el nombre del cacique que dio fama a esa región.
7.- Provincia Enriquillo. Se fusionan Bahoruco e Independencia. Tendría el nombre del cacique que se alzó en sus montañas en defensa de la libertad de su raza.
8.- Provincia Maguana… Se fusionan San Juan de la Maguana y Elías Piña
9.- Provincia Yuna. Se fusionan Monseñor Nouel y Sánchez Ramírez.
10.- Provincia La Vega. Se mantiene igual.
11.- Provincia Espaillat. Se fusionan Espaillat y Hermanas Mirabal.
12.- Provincia Santiago. Se fusionan Santiago, Santiago Rodríguez y Valverde.
13.- Provincia Monte Cristi. Se fusionan Monte Cristi y Dajabón.
14.- Provincia Puerto Plata. Se mantiene igual.
16.- Provincia Atlántica. Se cambia de nombre a Provincia María Trinidad Sánchez y se fusiona con la provincia de Samaná.

Con esta nueva distribución, se eliminan 14 provincias. Con ello no solamente se realiza una fuerte economía presupuestaria, sino que se refuerzan los municipios, pues se les daría más importancia y el dinero que se economiza se podría repartir entre ellos.

Con estos cambios no se disminuye la cantidad de diputados, pues como se eligen por número de habitantes, pasan a ser representantes de las provincias que quedan. Si quedan eliminados senadores, pero, en el futuro podrían ser dos por cada provincia, como ocurre en Estados Unidos, aunque para eso habrían que esperar la oportunidad de una modificación a la Constitución pues ella indica que habrá un Senador por cada Provincia.

Como los municipios son autónomos, y sus dirigentes de elección popular, con la supresión de 14 provincias, se les refuerza a costa de un Poder Ejecutivo que de por si tiene demasiados poderes y maneja demasiado fondos.

Con estos últimos comentarios, queremos contribuir a crear conciencia de la importancia de que la división territorial de la República Dominicana sea racional, lógica y funcional.

Miembro de Número de la Academia Dominicana de la Historia

Share.

About Author

Leave A Reply