Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

En frontera dominicana quedan pocos asentamientos criollos

0
Esta es la unidad de Macasías, así luce. Antes de llegar allí se deleitará con el verdor del área.

Esta es la unidad de Macasías, así luce. Antes de llegar allí se deleitará con el verdor del área.

EL DÍA / 24 DE FEBRERO DE 2013 / POR DAYANA ACOSTA

INFORME ESPECIAL

Una mirada distinta a dos naciones.

En la franja desde Pedernales hasta Elías Piña, la presencia de dominicanos es menor del 10%.

Proyecto.  Busca crear las condiciones adecuadas para nuevos asentamientos humanos en la franja fronteriza de RD y Haití.

La República Dominicana/ Haití.-La falta de oportunidad, vías de acceso, empleos y una mejor calidad de vida son los factores que obligan a los pobladores  de la frontera dominicana a dejar sus secciones, parajes, municipios y  provincias para emigrar en busca de un mejor porvenir.

La ausencia de gente joven, en edad productiva, es evidente.

En la sección de Macasías, municipio Comendador,  en Elías Piña, solo se observa en sus alrededores personas de edad avanzada y niños que aún reciben la enseñanza básica.

Este, al igual que otros municipios que están en la frontera, presenta el mismo escenario.

Pese  a que  la frontera cuenta en muchas áreas  con terrenos idóneos para los asentamientos criollos, muchos son los factores que provocan que  de allí  migren las personas.

Los espacios dejados por los  dominicanos,  con el paso del tiempo han sido ocupados por haitianos, que han formado una nueva generación, denominada  los “Rayanos”  o  como popularmente  le llaman  “arrayanos”. Esto simplemente significa  la mezcla de dominicanos y haitianos.

Construyendo un paraíso

Aunque tímido, las autoridades dominicanas iniciaron un proyecto  en los diversos lugares de la línea fronteriza con Haití, con el cual  buscan sustentar los nuevos asentamientos humanos y detener el éxodo.  El mayor general Rafael Emilio de Luna Pichirilo,  director de Desarrollo Fronterizo, narró que tienen un proyecto llamado Unidad Fronteriza de Producción, Agropecuaria, Piscícola y Forestal, con el cual buscan establecer asentamientos humanos sostenibles.

El primer modelo de este proyecto está en la sección de Macasías, para esto, dice el también ingeniero agrónomo, fueron ingresados a los cuerpos castrenses jóvenes del área. De ahí que ya tienen diez familias que proceden de Elías Piña.

Ya hay  algunos formados en producción, otros  son manejadores de conejos, criadores de peces, “y en eso estamos con ellos”.

En esa zona del territorio nacional   solo existe un diez por ciento de familias dominicanas, el 60% restante es de procedencia haitiana, según levantamiento de  la entidad, el 30 por ciento son arrayanos.   Destacó que dominicanos per se  solo quedan unos tres mil habitantes en Macasías.

De igual forma ocurre en la sección de Guaroa, municipio de Bánica, donde se hizo un censo que arrojó que  el 92% de las familias  son haitianas y solo  un 8 por ciento es de criollos. Este es el segundo lugar donde ya instalaron el   proyecto.

Aquí es más baja la presencia de los dominicanos, estaríamos hablando de unas mil 700 personas” resaltó. Otra sección que pertenece a la misma provincia es Los Cacaos,  que es el tercer proyecto.

Allí no  habita un solo dominicano. Esta comunidad  pertenece a Pedro Santana, en la carretera Internacional, en dirección sur-norte.

En todo lo que es la línea fronteriza, sobre todo en la zona rural, de las provincias de Pedernales, Jimaní y Elías Piña,  la presencia de dominicanos está por debajo del 10%.  Puso como ejemplo que el nivel académico para un niño, en el caso de la educación básica, llega hasta cuarto de la primaria.

Explicó que cuando los niños alcanzan este grado, especialmente las madres abandonan la zona para irse con sus vástagos  al municipio cabecera o a otra área donde puedan seguir los estudios, situación que contribuye  a que la familia se desintegre.

 Unidades de impacto con un apoyo tímido

Cada Unidad Fronteriza de Producción tiene un costo de 34 millones 600 mil  pesos, que corresponde  a materiales, equipos, combustible y mano de obra.

Aunque el proyecto tiene como meta lograr un desarrollo sostenible en el tiempo, el apoyo económico ha sido tímido.

A pesar de esto, el mayor general  De Luna Pichirilo dice en una forma muy optimista  que siguen recibiendo apoyo del Gobierno, y el sector privado e internacional, como es el caso de Taiwán.

Las unidades  están compuestas por diez viviendas, sistema de riego  por micro aspersores, vivero de frutales, invernaderos, granja de chivos, ovejos, conejos y gallinas ponedoras.

En una primera etapa está contemplado construir en 18 lugares de las cinco provincias fronterizas que justamente  son limítrofes con Haití.

Entre ellas  Montecristi (Masacre), Dajabón (La Vigía, Don Miguel, La Peñita, Tamarindo y Boca Ratón), Pedernales (Banano y Los Arroyos), Independencia (Cacique Enriquillo, Las Lajas y El Aguacate),  Elías Piña  (Macasías, Guaroa, Los Cacaos, El Corte, Palmita, Los Algodones y Cañada Miguel).

Share.

About Author

Leave A Reply