Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Diverso, valioso y olvidado, el folclor en el país

0

LISTÍN DIARIO / 13 DE ABRIL DE 2012 / POR ÁMBAR MENA

Santiago. Samaná es atractiva no solo por las visitas de las ballenas jorobadas, por sus increíbles playas, sino también por la riqueza folklórica, como el merengue, el género musical cultivado por años, por obreros, campesinos, artistas y folkloristas, quienes se han encargado de transmitirlo de generación en generación. Esta provincia ha sido eje de investigaciones sobre música dominicana.

El merengue fue una preocupación para Fradique Lizardo, precursor del folclor dominicano, y primer profesor de Bellas Artes. Lizardo fue un folclorista con visión científica. Su inquietud por archivar y dar a conocer las distintas ramas del merengue lo impulsó a visitar Samaná y Salcedo y grabar a los habitantes de los años setenta que tocaban merengue y sus derivados en fiestas patronales y festivales.

Fradique Lizardo, fallecido durante su investigación en Samaná, grabó las melodías del merengue redondo, el merengue tocado con atabal y bambúes, merengue de tres y guitarra, machacó el chivo florete y qué decir del instrumento la gayumba, que siendo típico nuestro, casi no lo conocemos hoy en día.

La investigación
Luego de 11 años de investigación sobre el merengue dominicano, la especialista en Etnomusicología, Sydney Hutchinson, descubrió diferentes momentos del merengue, aquellos que Fradique Lizardo había grabado en los años 70 y los que resultaron de su investigación en el 2000. La diferencia radicó en que treinta años después, la melodía del género se ha diversificado y se han mezclados los instrumentos dándole fruto a un merengue con mambo como es conocido en la actualidad.

En un conversatorio sobre la música folclórica de Samaná, en el Centro León, Sydney mostró una lista de las personas que aún continúan tocando estos tipos de merengue a las orillas de las playas de Samaná, siendo los extranjeros los que más disfrutan de este patrimonio cultural.

Los datos utilizados por Sydney fueron los archivos y las grabaciones de Fradique Lizardo; estos se encuentran en la mediateca del Centro León.

(+)
FALTA DE CONOCIMIENTO DE LA SOCIEDAD 

La etnógrafa lamenta la falta de conocimientos de la sociedad y la falta de reanimación de las escuelas con respecto a la música dominicana.

Agrega que desearía que la investigación no se limite, al contrario que los folkloristas se preocupen por seguir enseñando e investigando en los ciudadanos más mayores sobre la música típica.

“Actualmente los jóvenes no conocen estos géneros típicos del país y tiene un concepto errado del verdadero merengue, que no es el que se baila en discotecas y el que tocan algunos grupos merengueros”, expresó la norteamericana.

El conversatorio antecede al primer Curso Internacional de Etnomusicología Caribeña, que ofrecerá al Centro León en el mes de junio, en coordinación con la Universidad de Syracuse, con el tema: Recorriendo la música Caribeña: Salves, palos y merengues tipicos dominicanos.

ambar.mena@listindiario.com

Share.

About Author

Leave A Reply