Tel: 829-256-9034 | Mail: info@culturadominicana.com.do

Libro de Cuqui Córdova narra la calidad del torneo de 1937

0

HOY / 24 DE OCTUBRE DE 2009 / POR UBI RIVAS

El consagrado historiador deportivo Emilio Nicolás Córdova Pereyra, el dilectísimo y siempre dispuesto a servir Cuqui Córdova, acaba de publicar su obra 17 destacando el decursar del campeonato de béisbol profesional de 1937, considerado por los expertos como el superbo verificado en el país.

Así es el subtítulo de la obra, El Mejor de Todos, y que disputaron las Aguilas Cibaeñas, Estrellas Orientales y Ciudad Trujillo, que resultó el campeón de la justa, y no era para menos.

El Ciudad Trujillo presentó una alineación formidable con Joshua Gibson, considerado por la crónica como el catcher más grande de todos los tiempos del béisbol de Grandes Ligas y que completaron en esa posición Enrique Lantigua El Mariscal, Luis Saint Clair Lucas (Güigüí) y William –Cy- Perkins.

Enseñoreando “la colina de los sustos” como bautizó para la posteridad Bienvenido Rojas, El Tomate, un cronista deportivo estelar, presentó a Leroy Satchel Paige, también considerado como uno de los serpentineros más extraordinarios del béisbol y completaron en esa crucial posición Leroy Matlock, Robert Griffin, Rodolfo Fernández que en 1952 condujo a las Aguilas Cibaeñas a ganar el campeonato fungiendo de capataz de la cuyaya, Gustavo Lluberes y Nestico Sánchez. Los prados eran vigilados por James Cool Papa Bell, José Julio Varga (Huesito), Tony Castaños, Pedro Nina, Sonlley Alvarado, Pancho Coimbra y Herman Andrews. En primera base la compartieron Ninín Rodríguez, Lázaro Salazar y Checo Delgado, la intermedia Perucho Cepeda, Miguel Solís y Rafael Quintana. El roster de las Aguilas lo integraron luminarias como Martín Dihigo, Horacio Martínez El Rabbit, considerado por la crítica como el más grande torpedero producido en RD, Luis Tiant, David Thomas, Santos Amaro, Cando López, Pajarito Perdomo, Juan Bautista Rodríguez (Gueba), de las ocurrencias memorables como ofrecer a los aguiluchos campeones de 1952, un arroz con pollo de carne de cerdo, o sugerir hacer las ciudades en los campos para que fueran más frescas… Los Paquidermos de la Sultana del Este presentaron a Ramón Bragaña, Cocaína García, Pedro Alejandro Sam, Mellizo Puesán, Piñao Acosta,  Tetelo Vargas (El Gamo).

Zoom

Gran obra

Córdova reseña con la destreza de su veteranía y rico estilo, los 43 choques de aquellos titanes del béisbol rentado, con los scores y hazañas de aquellos portentos de performance que quedaron grabadas indelebles en la memoria de los amantes del béisbol para siempre. Ningún equipo de béisbol inclusive Estados Unidos, ha presentado nunca un roster de estrellas como el Ciudad Trujillo de 1937 y eso se puede afirmar a boca llena sin que nadie ose rebatir nada, porque no existen argumentos reales para rebatir. Traer esas superestrellas a jugar béisbol aquí costó al contribuyente una erogación tan grande que no logró recuperarse hasta 14 años después, cuando en 1951 se reinició la pelota rentada en nuestro país.

Share.

About Author

Leave A Reply